LA MONEDA

Desde muy joven he oído la costumbre o la tradición que dicta que al regalar un cuchillo a un amigo, este te ha de dar una moneda como símbolo de que vuestra amistad no se “cortará”. También se aplica algo similar cuando regalas un cuchillo en general a otra persona por motivos de lo mas diverso (compromiso personal, regalo, presente comercial, etc.…) entregar junto al cuchillo una moneda. En esta ocasión la costumbre lo dicta así para que ese arma no se vuelva en contra tuya, de quien la regaló. Por cuanto he leído, esta costumbre tiene vigencia en Europa, África, America y Asia. En cada país o zona geográfica la costumbre y la tradición varían ligeramente en su protocolo o ritual así como en sus motivos para ejecutarla, pero en líneas generales la esencia de todas ellas es la misma: conservar la amistad y protegerse del arma.

En todos estos años me han regalado en varias ocasiones un cuchillo o una navaja. La última durante el seminario de octubre de 2010 en Oviedo. Alguien me regaló una pequeña navaja, agradecí el detalle pero me sorprendió que quien me la regalara, alguien versado en armas y artes de lucha no mencionara la tradición esperando mi moneda o entregándome él una. Para paliar en parte esa circunstancia le entregué un pequeño obsequio al día siguiente, pero la buena intención no pudo contrarrestar la “mala” intención subconsciente de quien me la regaló, y poco después nuestra amistad enfermó. No ha muerto, porque yo aun la considero viva y recuperable pero así ocurrió. Un alumno me regaló por mi cumpleaños una navaja en cierta ocasión y ocurrió algo similar finalmente fui traicionado (“apuñalado por la espalda”) por ese individuo. Incluso cuando mis alumnos en grupo me regalaron por mi cumpleaños un precioso cuchillo ya que no tenia monedas suficientes para dar a cada uno de ellos una, pedí que uno de ellos me entregara una a mi, así fue y curiosamente las personas que fueron las planificadoras y ejecutoras del regalo todavía a día de hoy son alumnos míos.

Esto es folclore, tradición ancestral, leyenda y mito pero tras todo ello siempre hay un brillo de realidad, así que cuando regaléis un arma blanca por favor que os correspondan con una moneda o al menos entregar vosotros una junto al arma, no cuesta mucho hacerlo, sólo una moneda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s