YO ASISTÍ AL SEMINARIO DE ARNAUD LUGO 2018

Aunque este post tendría que llevar por título “viaje en el día III: Lugo 2018” he creído que este título, más sonoro y más impactante sería más adecuado esta vez. El motivo lo comento a continuación. Permitirme esta introducción antes de abordar el objetivo real del post. Hace pocas fechas publicaba un post sobre los seminarios y sus puntos esenciales a tener en cuenta (1). No voy a incidir en todo el contendido del mismo, sería tedioso, pero si voy a insistir en un punto esencial: los cursillistas. Sin el apoyo explícito y real de la gente un seminario pocas veces pude ver la luz. Se necesita que la gente acuda al mismo para poder hacerlo viable económicamente. Hay gastos que cubrir y no se busca ganar ni hacer negocio, sólo cuadrar unas simples cuentas. Generalmente pacto entre el ponente y yo, como organizador, una fecha límite en la que una vez superada la misma si no hay una respuesta o interés de la gente por el seminario este pueda ser cancelado sin perjuicio para el ponente principalmente. Es posible que cancelado el evento algunos se manifiesten a favor del ya difunto evento con todo tipo de comentarios bienintencionados, pero…llegan tarde. El apoyo a un evento hay que intentar hacerlo notar al organizador lo antes posible, dentro de un margen de tiempo lógico para el mismo. Si no, el organizador, que no es vidente, debe proteger los intereses del ponente y los suyos propios. Se preguntará más de uno que a qué viene este discurso, pues bien, no comprendo ni comprenderé que en un seminario con un formador de la calidad técnica y humana de Arnaud fuéramos unas 20 personas las que existiéramos al mismo este fin de semana, es ridículo. Me sentí abochornado al ver el número de asistentes. Sentí que debería haber forzado más a mis propios alumnos a asistir, sentí una gran empatía y solidaridad con el organizador, José Camino, por tener que lidiar con ese seminario y su valor al no cancelarlo. Sentí un mayor respeto y admiración por Arnaud porque no bajó un ápice su nivel de enseñanza ni su interés y esfuerzo por lograr un curso extraordinario. Por ello me siento orgulloso de decir “Yo asistí al seminario de Arnaud Lugo 2018”.

La crónica del viaje y del seminario está marcada por un elemento predominante: calor. Un calor que llegó a hacerme ir a vomitar a media tarde al baño, ya que mi salud se resiente mucho con el calor, mucho. El viaje desde Oviedo, dos horas en manos de mi alumno Dani al volante, un viaje que se hizo corto y muy ameno. Al comenzar a las 11h, no tuvimos que madrugar mucho y eso hizo que el viaje resultara mucho más distendido. Llegar y encontrarme ya a Arnaud en el tatami sentado leyendo un texto fue como volver al final del seminario del pasado año, el tiempo no había pasado. Abrazos afectuosos y charla amena dieron paso al inicio del curso a la hora prevista.

El sábado el temario previsto era el Biken Jutsu del Togakure Ryū. Algunos pensarán que es poca cosa, ya sabida, ya conocida por todos, pero…. Nada más lejos de la verdad. Arnaud en la clase de la mañana y por espacio de tres horas mostró las tres primeras waza y con ellas multitud de parones para matizar, puntualizar, pulir y remarcar detalles, sutiles, obvios, no tan obvios y a veces casi intangibles. Mis compañeros Jose y Emilio del Kakure Dōjō de Lugo se encargaron de mostrar las formas básicas y desde ahí Arnaud desplegó todo su buen saber hacer, todo su conocimiento y experiencia para enriquecer nuestra formación fuera cual fuera el grado que tuviéramos. Se desplazaba de pareja en pareja atendiendo de forma personal a cada participante y a cada duda. Podría citar muchas de las referencias, comentarios y anécdotas que expuso pero eso lo dejo para quienes acudieron y para quienes están abonados a http://www.Koimartialart.com donde este seminario será ofertado a sus miembros en breve.

Descanso para comer un espléndido y muy abundante catering organizado por Jose Camino, de donde sobró comida como para organizar una merienda – cena si lo hubieran querido. Una forma cómoda de, sin movernos del lugar de entrenamiento, poder comer, charlar y socializar de forma distendida durante un par de horas. La clase de la tarde arrancó a las 16,30h y por espacio de algo más de dos horas Arnaud explicó las otras dos waza básicas que proporcionan la base para el concepto clásico de que cualquier escuela de sable real tienen sólo 9 waza. Si a alguien no le salen las cuentas ya sabe, podrá informarse más en Koimartialarts.com o si hubiera asistido al curso. No contento con ello terminó de explicar el Densho de Togakure Ryū con las dos waza, mas que waza principios de combate, que conforman el pergamino de la escuela y su conexión con todo lo anteriormente explicado. Como detalle hizo un apunte final para conectar el Tonsō No Kata con el Biken Jutsu dentro del Togakure Ryū. Con ello nos aportó una perspectiva fresca y para algunos estoy seguro que novedosa de esta escuela y su trabajo con el sable.

El día se hizo corto, salvo por el intenso calor que personalmente me pasó factura. Llegó el momento de las despedidas y la verdad es un momento amargo cuando lo estas pasando tan bien y disfrutando de un ambiente tan estupendo. Gracias Jose por organizar este seminario, nos hiciste sentir como en casa. A Raúl como le dije un placer verle y esperando tener opciones de repetir en breve 😉 Jose y Emilio, un placer verlos de nuevo, son ya muchos años y sigue siendo un placer reencontrarme con ellos. Carlos de Vigo como siempre amable, atento ya hablaremos que tienes ahí temas interesante para mi 😉 A mi amigo y compañero Faustino Quivira, mi padre marcial en España (el otro está en Japón) verle me alegra el corazón siempre y la verdad es que siempre aprendo de él algo nuevo, siempre, por ello es un placer y un privilegio seguir siendo su compañero de entrenamiento. Por último Arnaud, amigo, gracias por tan excelente seminario, por tu amistad y por ese trato tan cercano que me dispensas siempre. Estaremos pronto de nuevo en contacto y dándole vida a nuevos proyectos 😉

Mi viaje y el de mis alumnos concluye aquí, no los buenos recuerdos que nos hemos traído de este viaje en el día, estos permanecerán por mucho tiempo. Para quienes quieran saber más sobre el trabajo del domingo en el seminario ya saben http://www.Koimartialart.com podrán consultar más de 90 gigas de video con todo el contenido de Bujinkan y también de este seminario en breve…..

 

  1. https://bujinkanasturias.wordpress.com/2018/08/27/seminarios-puntos-de-interes/
Anuncios

¿WAZA O KANKAKU?

El próximo fin de semana tengo un seminario de espada sobre Kukishin Biken Jutsu y Togakure Happō Biken en Lugo (España). Por primera vez, los enseñaré juntos, para ver las diferencias y las similitudes. Si te unes a nosotros, descubrirás el valor de nuestra herencia Bujinkan.

Desde el seminario de espada en Finlandia, he pensado mucho en el valor de “forma” versus “flujo libre”.

 Esta es una pregunta importante, la forma o la sensación? Waza o Kankaku? (1) (2)

Buscando en Internet, descubrí que los músicos tienen el mismo problema. Aquí lo que encontré

 “Así que aquí está el meollo del asunto: jugar con la sensación no es lo contrario de jugar con una buena técnica, sino más bien la consecuencia de haber desarrollado tu técnica hasta el punto de que ya no es una barrera entre tú y la autoexpresión. “(3)

Esta es la misma idea en Budō. Hace aproximadamente diez años, un Dai Shihan japonés dio una buena explicación durante la clase. Él dijo “caminar, necesitas dos piernas”. En Budō, esas piernas son ‘waza y kankaku’. Una pierna no es suficiente para caminar, tienes que usar ambas cosas. “Nuestro Budō nos enseña a caminar como un ser humano. Es por eso que Sensei insiste en la importancia del trabajo de pies.

Hatsumi Sensei habló el año pasado sobre Aidamaari. Él dijo: “Aidamaari es el espacio entre las cosas”. (4) Este espacio aparece a través de la interacción de Waza y Kankaku. No se oponen, son complementarios. Cuando puedes usar Waza y Kankaku juntos, desarrollas un movimiento natural.

Algunos profesores de Bujinkan a menudo dan mayor importancia y relevancia una pierna o la otra, y no es correcto. Ambas piernas son importantes ya que el secreto de Mutō Dori se encuentra en la mezcla de los dos.

El próximo fin de semana en Lugo, cubriremos los dos aspectos de los dos Ryū. (5)

Primero estudiaremos las formas del Togakure Ryū el sábado y del Kukishin Ryū el domingo. (6) Luego, desarrolle el kankaku de cada sistema. Pero sin una buena comprensión de la técnica, la sensación es sólo una pérdida de tiempo. Entrenar duro lo básico, es la raíz de los sentimientos.

Quiero terminar, con otra cita del texto sobre música. “Entonces … si has estado pensando que” sentir es más importante que la técnica “, intenta conducir un poco con espíritu deportivo sin los neumáticos en tus ruedas. Después de que salgas del hospital, vuelve a la práctica del metrónomo y mucho más “. (3)

Entonces, ¿qué piensas: Waza o Kankaku?

Por Arnaud Cousergue

1.Waza;技 / waza / técnica; art; habilidad

2.Kankaku;感 覚 / kankaku / sentido; sensación; intuición

3.Música: http://www.guitarlessonsgreenville.com/blog/2017/05/14/technique-vs-feel-which-is-more-important/

4.Aidamaari;間 / aida / espacio (entre); brecha; intervalo; distancia, tiempo (entre); pausa; break, abarcar (temporal o espacial); tramo; período (mientras que), relación (entre, entre), miembros (dentro, entre), debido a; porque.

間 合 / maai / intervalo; distancia; descanso; pausa | tiempo adecuado; oportunidad apropiada | distancia entre oponentes (kendo).

在 ar / ari / existente (en el momento presente) | bien; aceptable; pasable | ser (en objetos inanimados); tener

5.Seminario Kukishin Biken Jutsu y Togakure Happō Biken en Lugo: https://www.facebook.com/events/1490695807725786/

Únase hoy a http://www.koimartialart.com

Actualización: Comenzaremos el seminario con Togakure en lugar de Kukishin como se publicó inicialmente. El Togakure es mucho más profundo y requerirá más tiempo para comprenderlo. Para aquellos que asistieron al seminario el año pasado donde cubrimos rápidamente el Kukishin, será una continuación del mismo. Además, eso nos dará más tiempo el domingo para unir los dos sistemas. Finalmente, muchos participantes no pueden asistir a dos días completos de entrenamiento (limitaciones familiares), por lo que aquellos que vengan sólo el primer día definitivamente tendrán la oportunidad de ver la espada Shinobi.

IMHO: BUJINKAN BIKEN JUTSU

En mi humilde opinión, el Bujinkan Biken Jutsu no se enseña lo suficiente en nuestras clases. Los kanji japoneses son geniales. ¿Sabes que “biken” significa “un secreto oculto” (1), pero otro “biken” significa “en mi humilde opinión”. (2) Es un signo.

Como sabes, soy un fanático de las espadas. Recientemente di un seminario al aire libre en Finlandia sobre Togakure Happō Biken con mi amigo Lauri. Fue un gran seminario. Cuando volví a mi Dōjō, tuve que enseñar Kukishin Biken Jutsu. Y pensé que sería bueno mostrar ambos sistemas de espada al mismo tiempo.

La próxima semana, impartiré un seminario en Lugo (España) sobre Biken Jutsu. Junto con el organizador del seminario, pensamos que enseñar los dos sistemas sería genial. Le daría a cualquiera una comprensión mucho mejor de los ricos aspectos de la lucha con espadas. Estudiar la lógica de los dos conjuntos en el mismo fin de semana proporcionará a cada participante una buena experiencia. Tanto si eres un principiante como si no, obtendrás una comprensión fantástica de lo que se trata el Biken Jutsu. Enseñar las técnicas de espada Togakure y Kukishin en un solo seminario será una “primicia” para mí.

En Bujinkan, tenemos nueve sistemas de combate. Solo dos de ellos tienen un Densho (3) que detalla los waza de sable del Ryū: el Togakure Ryū Happō Biken y el Kukishin Ryū Biken Jutsu.

Déjame aclarar una cosa, aquí. Cada sistema de lucha enseña métodos de guerra. Todos los Ryūha tenían waza de espada porque en la batalla llevas armas. Por alguna razón, no tenemos Densho específico a excepción de estos dos Ryū (o aún no se nos han trasmitido/enseñado).

A primera vista, se ven completamente diferentes. Pero esto es solo una ilusión. Por un lado, la estructura del Kukishin consiste en 9 formas básicas. Luego se multiplican y se duplican en “9 Sayu Gyaku” (4) y “9 henka” (5). Esto convierte los nueve conceptos básicos en 27 formas creando una serie infinita de combinaciones.

Por otro lado, la estructura del Togakure consiste en “sólo” siete waza. Pero, con la mirada adecuada, descubres la misma infinita posibilidad de combinaciones. Para resumir, los siete waza son “nueve + uno”.

Cuando entrenas uno u otro sistema, no puedes ver las similitudes, sólo las diferencias. Cuando los pones uno junto al otro, su unidad se vuelve visible. Esto es lo que haremos la próxima semana en España, espero que puedan unirse a nosotros. (6)

Como solía decir mi antiguo instructor de espada, “los antiguos sistemas de espadas estaban todos limitados a nueve waza”. El tiempo o periodo de paz creó las escuelas de espada de hoy “. (6) Estas técnicas se combinaron para hacer posible la supervivencia.

Espero que José Camino grabe el seminario en video. Si lo hace, lo pondré en http://www.koimartialart.com (será en español). También decidí grabar un video en inglés el próximo enero cuando esté en la India con Shiva y su equipo de Bujinkan India.

Para completar eso, haré un e-book kindle que resume la mezcla de estos Ryū. (mediados de 2019). Tengo que escribir el libro electrónico porque el idioma japonés es tan creativo que “e-book” también se llama “Densho”. (8)

Por Arnaud Cousergue

  1. Hiken (biken);秘 鍵: misterios ocultos; principio secreto
  2. Hiken (biken): 卑 見: mi humilde opinión.
  3. Densho;伝 書: libro o pergamino que se ha transmitido de generación en generación; un libro de secretos.
  4. Sayū Gyaku; Sayū;左右: izquierda y derecha, pero también “control, dominación” o “dirección relativa”. Y Gyaku; 逆: inverso, opuesto
  5. Henka;変 化; cambio; variación; modificación; mutación; transición; transformación; transfiguración; metamorfosis
  6. Seminario en Lugo (España), del 22 al 23 de septiembre: https://www.facebook.com/events/1490695807725786/
  7. Nueve waza: este instructor francés vivió en Japón durante veinte años. Vice campeón mundial de Kendō. 7º Dan Kendō. 7º Dan Iaidō. 6º Dan Battōdō. Él enseñó Seitei Iai; Musō Shinden (más de 70 katas); y alrededor de 30 estilos antiguos de lucha con espadas. Además, ¡era un francés, miembro del equipo nacional japonés Kendō! Él era sobresaliente y sabía mucho.
  8. Densho;電 書: libro electrónico; e-book; ebook.

HIBUKI

No todos los días te piden que escribas el prólogo para un libro y menos si ese libro está relacionado con el arte al que llevas vinculado desde hace 38 años, 34 de ellos de entretenimiento ininterrumpido. Desde que por vez primera supe de la existencia de Hatsumi Sensei en 1980 hasta el día de hoy, he consagrado mi vida al estudio, práctica y transmisión de sus enseñanzas. Siempre he querido escribir un libro y por ello admiro mucho a quienes lo hacen y además lo hacen con calidad y corazón. No es una tarea fácil, lleva tiempo, trabajo, sudor y a veces alguna lágrima. Es como un parto, algo hermoso conceptualmente pero en el día a día difícil y a veces doloroso. Cuando mi compañero Jordi Pages me pidió que prolongase su último trabajo editorial, fue primero una sorpresa y evidentemente un honor, un privilegio. Jordi puede aspirar a que prolonguen sus libros los más importantes formadores dentro de Bujinkan y evidentemente el propio Sensei o los Shihan japoneses. Por ello fue también una oportunidad de formar parte aunque sólo sea colateralmente de la obra de este autor.

Si alguien no conoce sus libros, hace mal, pues creo que son pocos los autores en lengua castellana o hispana, no se prodigan mucho, menos aún autores de verdadera calidad y solvencia. Jordi es de estos últimos. Sus obras están confeccionadas con cuidado, meticulosidad para poder servir de herramienta al estudiante y al formador. Son libros de estudio y consulta. He dicho ya en otras ocasiones que son de esos libros que uno debería tener en su biblioteca si o si. Lo curioso es que Jordi lleva sus proyectos de forma muy personal, sus ediciones son pequeñas y limitadas por que las financia él mismo, con lo que los precios a veces no son tan competitivos como aquellas obras fruto de editoriales de prestigio y con un mayor poder económico, médicos técnicos y logísticos para dar a conocer, difundir y vender sus obras. Jordi lo hace todo él, y lo hace bien. De sus libros sólo “Semillas de Bud ō” (Budō no Tane) ha visto la luz a través de Editorial Alas, una de las poquísimas editoriales dedicada casi exclusivamente a obras centradas en las Artes Marciales. Este libro ya llevaba un tiempo en el mercado pero por suerte encontró un adalid en esa editorial para darlo a conocer y facilitar el acceso y su adquisición a la gente.

Además de “Semillas de Budō” Jordi ha escrito otros libros de mucho interés. Posiblemente su libro más interesante sea “Bujinkan Elements” una auténtica guía de introducción a Bujinkan para estudiantes noveles y también para más de un instructor despistado.  “Moku no Buki” es un extenso y completo recorrido por las armas de madera dentro de Bujinkan. Posiblemente es el libro en castellano más completo editado hasta la fecha. “KoppōJutsu” es un libro muy interesante pues aborda aquellas escuelas relacionadas con este método de lucha dentro de Bujinkan. Recopila no sólo las técnicas sino la historia, filosofía, estrategia o táctica de todas ellas y siempre, como en todos sus libros sin escatimar en imágenes, ilustrando lo máximo posible para facilitar al lector su comprensión.

Ahora ve la luz este nuevo libro, “Hibuki” armas ocultas. Un libro amplio y extenso en información, en contenidos, centrado en las también llamadas kakushi buki. Un libro que viene como en anteriores ocasiones a cubrir un vacío literario existente hasta la fecha. Mucha información adecuadamente presentada, ampliamente ilustrada y que representa más de 2700 horas de trabajo. Soy persona a la que le gusta adquirir y devorar más que simplemente leer, todo aquello que se publica sobretodo en lengua hispana. En Latinoamérica hay gente como Christian Petroccello que es un autor de calidad y que también tiene un buen número de obras en circulación, lamentablemente es caro y difícil conseguir sus obras pues Argentina tiene unas normas de envío muy abusivas y hay que volverse “imaginativo” para lograr no sufrir el hachazo de las mismas en el bolsillo. En España Fernando Aixa y Shinden Ediciones son un referente excepcional en cuanto a publicación de libros del Sensei principalmente, editando sus obras más recientes y aquellas clásicas, los “incunables” ya descatalogados y que son el “santo grial” de todo practicante de Bujinkan. En Europa Arnaud, gracias a nuestra colaboración durante estos años, ha podido ofrecer en lengua castellana sus propios libros y los de amigos y compañeros como Sveneric, a través de la plataforma Amazon. Jordi al estar a caballo entre España y Perú abarca con sus obras todo el nicho del mercado de habla hispana, aunque de una forma modesta, pero continuada, su presencia y la de sus obras han ayudado y ayudarán a muchos lectores, practicantes y formadores de Bujinkan.

No gano nada con este post, mencionando ni recomendando la lectura de los libros de Jordi, Christian, Néstor, Arnaud y sobretodo los publicados por Fernando por tratarse de textos directos del Sensei, el Sōke. Creo firmemente es su valor pedagógico y en su valor histórico, en su valor como una herramienta más de trabajo, investigación, estudio y formación. Cada cual decide en qué invierte su dinero pero hacerlo en libros no es nunca una mala inversión.

REVIEW, ¿SON NECESARIAS?

Escuchaba recientemente una reflexión de un pseudo especialista en supervivencia y todo lo relativo a la vida en la naturaleza, hablar sobre las pruebas a las que ciertos youtubers someten a cuchillos y navajas. Estas pruebas están, según ellos, destinadas a valorar la calidad real del producto en cuestión. Lo curioso es que se ha puesto de moda en muchos canales de youtube las Review  o revisiones de todo tipo de material. Sobre todo en el campo de la supervivencia o bushcraft (habilidades relativas a la vida en el monte). En la mayoría de los casos esos canales simplemente tienen un numero alto se suscriptores o seguidores y las marcas conocedoras de ello los usan como fuente promocional gratuita. Los canales, los youtubers, ganan a su vez material gratuito para sus equipos que de otra forma nunca tendrían, salvo excepciones, por el alto coste que supondría su adquisición. Lo cierto es que la moda de poner a prueba esos materiales es bastante estúpida. Cualquier cuchillo cuyas especificaciones sean verídicas y de una marca de mediano prestigio no pone en el mercado basura, como mucho diseños más o menos fiables o adecuados a un propósito u otro. Si conoces el acero y tipo de afilado ya sabes su capacidad de corte y retención del filo. Así mismo sabes su tendencia a romperse, mellarse, oxidarse, etc.… no hay que ir por ahí buscando llevar al límite al cuchillo o navaja de marras, porque todo rompe, todo.

Igualmente marcas como Cold Steel desarrollan un interesante catálogo en DVD donde muestran sus novedades y las someten a distintos test para verificar corte, resistencia, eficiencia de sistemas de bloqueo (en el caso de navajas) y otros puntos de interés. Cold Steel lo hace porque como marca debe vender un producto y esa es una forma muy eficaz, por no decir que la mejor, de mostrar la calidad del producto. Lo cierto es que la fórmula funciona y Cold Steel vende bien su mercancía aunque no sea la mejor del mercado. Muchas marcas han seguido más o menos en mayor medida su ejemplo. Muchas marcas generan vídeos promocionales para sus web o para las redes sociales donde mostrar las virtudes de sus diseños, de sus productos, al potencial comprador.

Creo que por mi parte como consumidor lo importante es conocer las características del diseño, la ficha técnica por así decirlo, datos del diseñador, opiniones del mismo sobre porque diseñó tal pieza de tal forma, etc.… lo demás es cuestión puramente mía y de los porque de mi interés en adquirir un concreto diseño o pieza. En este blog ya he hablado de que para cada ocasión hay un filo o arma blanca adecuadas, ideales. Aprendemos a usar cualquiera para cualquier necesidad puntual, pero si puedo elegir, seleccionaré con cuidado y profesionalidad la que mejor se adapte a mis necesidades para el día de hoy. Tal vez necesite algo discreto, con eficiencia de corte, tamaño reducido y coste limitado que me permita “deshacerme” de la pieza si fuera necesario. Tal vez necesite una pieza sólida, de cierto tamaño, que imponga psicológicamente y me permita físicamente una maniobrabilidad adecuadas. Tal vez necesite “algo” que no sea considerado un arma blanca como tal y que por lo tanto pase aun mas desapercibida. Cada ocasión es única y aunque formo a mis estudiantes en el uso de cualquier diseño para cualquier fin, soy consciente de la variedad de diseños y usos para los mismos y que sería estúpido ir a una pelea con un cuchillo para untar mantequilla o untar mantequilla con un Bowie o Tracker.

España es una potencia cuchillera aunque algunos no se lo lleguen aun a creer. Tenemos grandes artesanos, cuchilleros, diseñadores y marcas de prestigio. Aun así seguimos consumiendo material extranjero, lógico, pues la oferta es muy amplia y siempre hay algo de interés que nos puedan ofrecer las marcas extranjeras. El mercado es eso, oferta y demanda. Hace poco una marca española ponía a la venta un cuchillo, pocos meses después otra marca del sector sacaba un cuchillo similar, con los cambios suficientes para que legalmente no sea plagio, pero es más que evidente que son una forma de copia más o menos encubierta. En otras ocasiones una marca saca dos modelos con siglas, en algunos casos, con las tres mismas letras en distinto orden para vender dos cuchillos idénticos, salvo detalles de diseño que no afectan a la pieza en conjunto. Eso si los precios cambian, suben o bajan en función de qué modelo sea, de risa. Es por ello que apenas compro diseños españoles, porque se van de precio para lo que ofrecen y son en muchos casos calcos unos de otros sólo que con dimensiones más reducidas o mas aumentadas, con fundas de Kydex o piel o con mangos de G-10 o micarta. Me cansa y mucho ver diseño tras diseño, simples hermanos mayores o pequeños de aquel, que tiempo atrás fue un éxito y que ahora es clonado hasta perder su identidad primigenia.

Reitero, busca el diseño o pieza en función de tu necesidad del momento, no pienses mas allá. Si eres un Prepper búscate hachas, machetes, cuchillos que estén pensados para el castigo y el desgaste sin posibilidad de restitución. Lo mismo que si lo tuyo es la supervivencia y sucedáneos. Si eres un Grey Men busca la discreción y eficiencia en diseño y materiales y una contención en los costes. Por favor verifica el afilado del filo, la eficiencia de la funda, la comodidad del agarre o grip, la variedad de portabilidad o disponibilidad para la extracción, apertura, y bloqueo, en el caso de navajas. Y todo aquello que pueda suponer una diferencia sustancial en el momento de su uso pero no castigues, fustigues sin necesidad al cuchillo o la navaja porque repito, todos, absolutamente todos….se rompen.

SEMINARIOS: PUNTOS DE INTERÉS

Cuando como organizador me planteo el proyecto de un seminario lo hago con una firme convicción. En ella reside la voluntad de permitir a mis alumnos y estudiantes así como a todos los practicantes de Bujinkan que así lo deseen disfrutar de unos entrenamientos con un formador de calidad durante un fin de semana. En esa voluntad no hay egoísmo ni avaricia, es decir, no me mueve el dinero o el negocio, de ningún tipo. Es por ello que mis prioridades cuando decido organizar un evento son. El ponente, el temario y la capacidad de hacer posible dicho proyecto.

El ponente es esencial. Lo queramos o no, no todos los instructores generan interés, lamentablemente. Algunos tienen más “tirón” por una u otra causa. Yo prefiero que quien venga sea ante todo un formador con nivel y experiencia, con ganas de compartir sus conocimientos con todos los asistentes, alguien con quien personalmente empatice y me permita interactuar. El temario es también una pieza fundamental. Sin un temario que despierte el interés real de la gente, salvo casos aislados, la gente no hace el esfuerzo por acudir a un seminario. El horario aquí es esencial, hay quien de forma cínica enseña dos horas por clase porque es el tiempo de una clase en Japón, eso si se lleva un caché que porcentualmente es simplemente un robo, lo ideal son 3 clases de 3 horas lo que permite trabajar el temario sin excesivas prisas, aunque al final siempre quedan muchas cosas en el tintero. Hay ponentes que regalan una clase o dos extra si coincide que permanecen o llegan al lugar del seminario con mucha antelación, cosa que es de agradecer que hagan y que es un magnifico extra. La capacidad para poder llevar a buen término un seminario está sobretodo relacionado con las expectativas económicas del mismo.

Hay ponentes que tienen un caché que oscila entre los 1200€ y 3000€ (en algunos casos el precio por alto que parezca merece la pena por la calidad del ponente, por el temario y número de horas impartidas, pero con todo hay un límite… límite que algunos cruzan sobradamente…). A ese caché hay que sumarle el viaje y alojamiento del mismo así como las dietas. Sumamos los costes del alquiler de un recinto, si fuera necesario, y algunos otros gastos varios y la “broma” es a veces imposible de asumir. Hay grupos con muchos miembros que pueden permitirse, si quieren, traer a cualquier ponente a sus tierras, pero para grupos muy pequeños y humildes eso es tarea imposible aunque el grupo se sacrifique lo indecible. Es por ello que otros ponentes no tienen caché, por el contrario, se fija un precio por persona para el seminario y el montante total le es entregado al ponente (descontados los gastos correspondientes al alquiler de instalaciones si fuera menester). De esa “bolsa” el ponente abona su viaje, estancia, comidas y lo que sobre se lo lleva íntegramente él. El organizador no gana nada, porque nada económicamente busca con la organización del seminario. Si se organiza un seminario es por un afán de aprender de cuantos más formadores mejor, de la mayor calidad técnica y humana que sea posible.

En mi caso he organizado unos 25 seminarios en los 31 años de vida del Dôjô. En algunos hizo falta mucho tiempo para recaudar lo necesario para emprender la aventura de organizar el curso. A veces los beneficios generados fueron el arranque de nuevos cursos y en otras ocasiones nos volvió a tocar empezar de cero. Lo cierto es que no puedo sentirme más satisfecho de la respuesta general de mi Dôjô ante estos eventos. Sacrifican dinero, tiempo personal y muchas otras cosas para lograr que el evento se haga realidad. Pero hay un factor que no controlamos y es la respuesta exterior. Si la gente no apoya un seminario mínimamente, el mismo se hace muy difícil de llevar a cabo. Hace unos años tuve que cancelar un seminario con Dean Rostohar con enorme pesar, por la nula respuesta de la gente al mismo. Curiosamente al avisar de la cancelación se oyeron voces quejándose de que “yo habría ido”, “yo quería asistir”…pero lo cierto es que nadie movió un dedo. Por suerte Dean es además de profesional una gran persona y entendió lo complicado y cuesta arriba de organizar el seminario, los costes elevadísimos de su viaje, etc.… y se pudo cancelar sin mayor problema o trastorno para él. En otras ocasiones con el seminario ya cerrado he tenido que ceder las fechas para que se pudiera realizar en otro lugar como me pasó en 2017 con Arnaud a favor de Lugo, donde en septiembre se impartirá nuevamente un seminario con él. Luego las fechas de 2019 se las quedó mi amigo Faustino Quivira para Fuenlabrada… cedes porque es en beneficio de todos, ya que cada seminario es una oportunidad y es bueno facilitar el camino de cuantos más mejor. Es bueno recordar también que un seminario es una oportunidad de reencontrarte con amigos y compañeros de otras partes de España y que si no fuera por dichos eventos no nos veríamos en persona en todo el año a causa de nuestras agendas personales y profesionales. Así que el seminario se vuelve un momento feliz de amistad y camaradería (siempre hay alguno que busca la discordia, pero en fin….).

Ahora mismo tengo en marcha un seminario para enero de 2019 que sólo será posible si la respuesta exterior es mínimamente aceptable. Tengo otro en ciernes que llegará una vez pasado el seminario de Arnaud en Fuenlabrada, así las fechas no se solapan y permites a la gente asistir a mas seminarios al año. Yo mismo impartí un seminario en Morón de la Frontera en primavera y es posible que aun otro más en otoño. Uno da el máximo en esos cursos para que la gente disfrute y sobretodo aprenda (yo mismo cuando doy un seminario soy consciente de mi salud pero aun con todo ello doy el 101% aunque a la mañana siguiente apenas pueda levantarme de la cama y meterme en la ducha por los dolores, pero retomo las clases y sigo con mi trabajo, porque esa es mi labor y ese mi compromiso). En mi último seminario un amigo y compañero, muy andaluz él, decía sobre una de mis clases “canela fina, desde el minuto 1 hasta el 180, canela fina”. Pues bien, yo con eso estoy satisfecho, con la valoración positiva de quienes asisten al mismo, así como la valoración positiva de quienes te invitan a impartir el seminario. Lo esencial es que los ponentes sean realistas con sus exigencias en lo económico y que los temarios sean de verdadero interés. Que los ponentes lo den todo por convencer, enseñar, por interesar y sorprender a los asistentes. El resto lo hace el organizador y su grupo así como todos aquellos que con su asistencia al evento apoyan no sólo el mismo sino futuros proyectos. Un seminario es una oportunidad y una ilusión, si no entienden mis palabras es que algo en su forma de ver los seminarios no es correcto.

Este blog tiene una sección donde se publicitan o anuncian todos aquellos seminarios de interés que me comunican oportunamente, es mi pequeña aportación como blog a la promoción de dichos eventos. Así mismo procuro escribir una crónica de aquellos seminarios a los que acudo como medio para dar a conocer a todos aquellos que “no pudieron o no quisieron asistir” el contendido del mismo y mis impresiones al respecto.

NO LUCHES, CONTROLA….DE VERDAD

“No luches, controla” este parece ser uno de los mensajes recurrentes del Sensei en este tercer año trabajando sobre los aspectos más complejos del principio de Mutō Dori. Es evidente que el nivel de las enseñanzas del Sensei no está al alcance de la mayoría, incluso aquellos que viajan constantemente a Japón reconocen sentirse perdidos. Creo que es evidente que los conceptos o principios que Sensei está mostrando van más allá de la mera técnica y trasciende la misma hasta niveles más sutiles, psicológicos, donde el Sensei realmente no lucha físicamente, sólo busca el control psicológico o emocional del agresor.  Por ello cuando luchamos por nuestra supervivencia en la calle ante quien nos quiere dañar, ante quien atenta contra nuestra integridad, hay que aceptar el hecho de que uno debe estar dispuesto a causar daño para no sufrir daño.

No hace mucho ante una reflexión mía acerca de matar y sobrevivir alguien dijo horrorizado que el Sensei había dicho “esto no va de luchar, va de controlar”.  Pues bien, sigo en mis 13, intenta aplicar el concepto de “control” ante un individuo a las 3 de la madrugada que te intenta apuñalar el abdomen, vamos a ver cuánto duras “controlando” y cuando pasas a modo “lucha o huye”. El concepto “control” del que Sensei habla es más complejo de lo que pudiera parecer pero no sustituye a la lucha, sólo la facilita, convirtiéndola en algo más sutil, fluido y eficiente, pero lucha al fin y al cabo. Entiendan que el “control” del que habla Sensei es el lado ura del Mutō Dori, por lo tanto hay un lado omote del propio control, el físico, eso que llamamos katame, neutralizar, reducir o como en otras formas de lucha sumisión, etc.…

Con “control”, el concepto o enfoque psicológico que el Sensei nos está mostrando nos permite anticiparnos al agresor, manejando la situación de forma sutil, enredando al agresor y controlándolo emocionalmente, ofuscándolo, haciéndolo dudar de si mismo, de sus percepciones y de la realidad que cree ver. De esa forma podemos tener una ventaja sutil y relevante para permitirnos sobrevivir. El “control” se aplica desde el inicio de las hostilidades, buscando que se extienda en el tiempo lo máximo posible para maximizar su eficacia. El agresor reacciona al “control” de dos formas básicas. 1, deteniéndose, dejando de atacar por miedo, inseguridad, duda, vacilación….. 2, sigue atacando hasta que aparece el instante, la oportunidad de finalizar las hostilidades (de forma letal o no). Sin embargo para luchar hay que emplearse a fondo. Físicamente tendremos que sobrevivir causando a veces daño, dolor ya que no se puede vivir en un mundo conceptual donde el “control” sustituye a la lucha en sí misma. El “control” es algo más sutil y emocional, pero debe ir unido a una interacción física. Por ello hay que aceptar la violencia implícita en una agresión y entender que las fantasías y elucubraciones pseudo místicas a cerca de las enseñanzas del Sensei son nuestra “visión”, nuestra “interpretación” basada en nuestros sentimientos, en nuestra experiencia vital, habilidades, etc.… es decir que alguien que no ha recibido un puñetazo en su vida entenderá los principios del Mutō Dori desde un punto de vista casi metafísico por no decir cósmico. Alguien con conocimientos, con “los pies en la tierra” comenzará a vislumbrar el equilibrio entre el omote y ura del Mutō Dori. La gente con experiencias reales, aquellas que como yo digo “han visto las orejas al lobo” verán y distinguirán con mayor nitidez la parte emocional, psicológica, intangible del “control” de la parte física, corporal, tangible de la “lucha”. Entiendo que la vida es dura y algunos miran hacia otro lado cuando se habla de causar daño para evitar que te lo causen, pero… el error está en intentar vivir en una burbuja de idílica irrealidad donde nunca se estará a salvo, solo se tendrá la falsa sensación de estarlo. Mutō Dori es la supervivencia del individuo en su máxima expresión y esta es física y mental, entendamos el “control” adecuadamente no vayamos a creer que uno puede sobrevivir a una cuchillada en la calle con “control” solamente. No justifiquemos con las palabras del Sensei nuestra ineptitud. Es fácil controlar con un dedo a alguien que “colabora” dentro de un ambiente de seguridad de un Dōjō, pero no lo intentes en una madrugada ante un fulano que pretende apuñalarte el abdomen, no va a funcionar.

La mayoría de los llamados expertos en combate con cuchillo no son partidarios del desarme (Mutō Dori) huyen de él pues no creen que sea factible su aplicación en circunstancias reales. Aun así lo enseñan, ¿porque?. Fácil, porque se pueden dar las circunstancias adecuadas para que el desarme sea factible y eficaz, se pueden dar, o como el Sensei nos intenta mostrar, se pueden crear con el “control”. Entonces el Mutō Dori cobra una vigencia y utilidad total, permitiéndonos sobrevivir y no dañar sin necesidad o de forma innecesaria al agresor. Eso no quiere decir que no se dañe al mismo, pues muchas de las acciones del Sensei terminan con el agresor “eliminado”. Entonces “lucha y control” se perciben con mayor nitidez como el omote y el ura del Mutō Dori. Pero para comenzar a comprender todo ello debemos primero dejar de copiar los movimientos del Sensei, pues no nos llevan a aprender, sólo a imitar sin comprender, y eso sólo sirve para embaucar, por un breve espacio de tiempo a nuestros estudiantes y a nosotros mismos. Debemos comprender y entrenar y sólo cuando eso acontezca empezaremos a vislumbrar realmente lo que Sensei nos está mostrando.

Nota: Gracias Arnaud por leer el borrador del post, dándole el visto bueno, uno no viaja a Japón tanto como desearía pero es bueno ver que aun con las dificultades y gracias al trabajo duro se llega a una comprensión del camino correcto a seguir. Aprecio tus positivos comentarios y he añadido algunas matizaciones tuyas a este post.