…. A VUELTAS CON EL TEMA…..

Es muy frecuente, hoy en día, ver en muchos sistemas de supuesta defensa personal, como gran parte de su temario se centra la formación para respuestas ante situaciones donde está implicada un arma blanca. Pero partiendo de la base que dichos programas y sistemas no forman en el manejo de dichas armas, es ridículo pensar que quien no sabe manejaras y por extensión desconoce su capacidad lesiva y letal real amén de las posibilidades y escenarios que las mismas pueden generar, ofrezcan  algo mínimamente realista y eficiente para sobrevivir. Es por ello que creo, en mi humilde opinión, que la gran mayoría lo que hacen, lo están enfocando de una forma errónea y poco o nada realista. Hay que tener en cuenta muchos y variados factores realmente importantes en este tipo de enfrentamientos y por desgracia muchos se ignoran, se desprecian o descartan y otros se sobrevaloran o enfocan inadecuadamente.

16819131_1244778345570106_4561685826478825693_o

Un inciso antes de seguir. Lo que todos llaman “defensa personal, auto defensa, protección personal, auto protección, etc.…” no son más que falacias, la defensa implica la inmersión en un conflicto y personalmente formo a mis alumnos y estudiantes para no generar conflictos, evitarlos, huir de ellos y en caso extremo aplicar la máxima de “no inicio una pelea…la termino”. Demasiados profesionales de la formación parecen por su actitud, enfoque y por su publicidad (supongo que es más un asunto de marketing y una pose comercial…porque si no, vaya peña….) mas dados a generar el enfrentamiento y no a evitarlo. Yo dedico mi labor formativa y mis recursos técnicos, tácticos y toda mi experiencia de más de 3 décadas a hacer viable las palabras del “Maestro” Miyagi en “Karate Kid” “la mejor forma de evitar un golpe…no estar ahí”. La mejor forma de evitar una potencialmente letal confrontación no estar ahí…. Hace no mucho tiempo los términos que he citado antes para denominar a lo que se ofrecía / vendía como panacea de la protección personal o defensa personal han cambiado y he observado que la forma en que yo llevo más de 3 décadas denominándolo se ha ido imponiendo…tal vez uno tenía razón desde un principio…pero uno no es un “master” en las redes sociales, los canales de vídeos, no tengo carteles publicitarios realizados con gran calidad y efectismo, no tengo vídeos montados y producidos para dar una imagen corporativa que “venda” el “producto”, etc.…, soy un mero y humilde profesional que hace su trabajo de forma discreta y diaria, nada más.

Pero vamos al grano que como siempre divago…En el 80% de los casos, la distancia en la que tiene lugar este tipo de agresión es menor a 1 metro, con el factor sorpresa como protagonista y sin advertir el arma, ojala todos atacasen desde más de 5 o 7 metros, arma en alto y gritando como posesos, pero no, lo harán a muy corta distancia, sin avisar, en silencio y de forma sucia y poco “caballerosa” (la calle no es lugar para damas y caballeros, esos mueren primero…). ¿Alguien creé que a esa distancia es fácil hacer frente a este tipo de arma sin ser alcanzados? No, es prácticamente imposible evitar que nos alcance el ataque. Por lo que es imprescindible entrenar en este tipo de distancia, trabajar las distintas reacciones y posibles tácticas a llevar a cabo según el contexto. El escenario es esencial, el entorno, pero también es esencial la motivación de quien atenta contra tu vida. No es lo mismo vérselas con alguien que usa el arma blanca como elemento intimidatorio que enfrentarse a alguien motivado y profundamente determinado a acabar con tu vida por los motivos que sean (en mis clases se cita permanentemente un decálogo sobre el enfrentamiento con armas blancas, extrapolable a todo enfrentamiento obviamente y que si se aplica como protocolo genérico de base, solventará muchos potenciales problemas de origen).

knife_blood_483601

Un inciso, nuevamente, estoy hasta las narices de oír la consabida frase o comentario de que “en un enfrentamiento con armas blancas, saldrás cortado, serás herido si o si”. A ver señores eso todos lo sabemos, no han descubierto la penicilina, no, que estadísticamente eso ocurrirá está más que probado. Pero ojo, si entreno asumiendo ya ese hecho como una certeza, no entrenaré para sobrevivir, sino para resistir el máximo tiempo vivo y matar a mi adversario, herido una o varias veces (los 10 segundos del hombre muerto, léanlo en este mismo blog…) NO!!! Tengo que entrenar como quiero luchar en la calle, para sobrevivir y eso implica no aceptar una política de hechos consumados respecto a los cortes, sino aceptar el corte como hecho en el transcurso de una agresión cuando este acontece, no antes, formando mi mente y mi cuerpo para integrar la herida en mi lucha por sobrevivir, pero no antes de que la misma haya llegado..si llega…pero si luchas ya aceptando premisas, vas de culo… Lucha sin premisas de ningún tipo salvo una: sobrevivir!!!!! Siento si esto va en contra de la filosofía que otros “venden” pero venden aceptación, si aceptas la herida sin que la misma acontezca, ¿Cuándo falta para aceptar la muerte antes de que la misma llegue? ¿cuánto falta para aceptar que estás muerto sólo con percibir la agresión o sentir que te has visto envuelto en una emboscada? Hablamos de una mentalidad guerrera pero aceptamos hechos que no han ocurrido, acéptalos cuando ocurran, mientras peleas como un demonio para evitar que ocurran…hay un dicho que me gusta “lucha como si fueras el tercer mono en la rampa del arca de Noé”. Alguien piensa que ese tercer mono acepta su destino por ser el tercero en llegar…no, lucha para que esa situación no se dé, no la acepta sin más resignado.

Cuando el objetivo o la victima potencial es un civil, alguien corriente, llegar a casa vivo, si o si se convierte en la Única Prioridad . Utilizarás lo que tengas a tu alcance para poder hacer frente a la situación, pero ¿si no puedes acceder a armas y/o utensilios improvisados?  Corre pero la mayoría de las veces cuando ya estás en medio del follón lo de correr no siempre es factible dicen. Eso ocurre porque has cambiado el orden de prioridades sin darte cuenta. Si nuestra única prioridad en sobrevivir, nuestra primera opción es correr, la segunda luchar si no hay mas opción o remedio, es entonces cuando vemos las posibilidades de armarnos (si no lo estamos ya de una u otra forma) y neutralizar o eliminar la amenaza. Entrenar para sobrevivir con un enfoque realista. Lo esencial es entender que el compromiso y determinación de quien atenta contra tu vida es vital y si es mayor que tu compromiso y determinación por sobrevivir, estás muerto si o si. Pero si tu determinación y compromiso con tu vida es mayor que el compromiso y determinación de aquella “persona” que pretende arrebatártela, sobrevivirás y posiblemente el otro no lo hará. Medita sobre ello porque hasta que ese concepto no esté asumido de nada sirve nada de lo puedas entrenar. Une a eso un trabajo en entornos cotidianos alejados de los estereotipos y centrarte en el aspecto psicológico y emocional de la lucha por la supervivencia. Repito no vale de nada ninguna técnica o cualquier herramienta que podamos portar y manejar o de la que podamos disponer (nunca me gusta llamarlas armas, el arma soy yo, el cuchillo, navaja, bastón o arma de fuego son las herramientas….) si nuestra mente nos falla en el momento crucial de la verdad.

Un miembro de FFCC, el objetivo es el mismo que el anterior caso, no deja de ser un ser humano. Objetivo: Si o si llegar a casa vivo (la famosa frase, al menos en EE.UU. “no en mi turno” “No durante mi turno. No en esta llamada. No en esta parada. HOY NO. Estaré vigilante. No me volveré complaciente. Volveré a casa”). Asumir que como agente de la ley tienen la potestad y obligación de ir armados y tenen una formación de calidad en el uso o empleo de su equipamiento es una falacia, no todos son profesionales, hay mucho funcionario de “9 a 5” que cumple con su horario, cobra su sueldo y nada mas… Un profesional debe tener una formación en Defensa Personal Policial, en Defensa Policial Operativa, en el uso de su equipamiento (arma de fuego, bastón extensible o defensa rígida, etc.…) y aun con esa formación y equipamiento son vulnerables, no son invencibles.. Igual que en el caso del civil, la mayoría de las agresiones son por sorpresa y en una distancia menor a la de 1 metro. El entrenamiento debe ser exactamente igual que el de un civil, en origen, pero debe ir más allá puesto que el agente del orden tiene la obligación por contrato de proteger a los ciudadanos, con lo que la dificultad operativa en una agresión puede verse incrementada. No estamos en EE.UU. donde se saca y usa el arma de fuego indiscriminadamente, así que aprender a crear espacios (distancias) que permita una plena operatividad del equipo es algo vital, pero más aun la preparación psicología y emocional del agente.

what-is-the-best-knife-for-self-defense

La reflexión en ambos casos es la misma: matar o morir, ser víctima o no serlo, todo pasa por ser capaces de olvidarse de códigos legales, éticos, morales y hacer lo necesario, sea lo que sea, por sobrevivir. Si estas solo ya es una lucha extrema pero si estas acompañado, tu responsabilidad hacia esas otras personas por vínculos afectivos o por obligaciones profesionales dificulta enormemente el escenario y obliga a ser doble o triplemente más expeditivo… Del hospital se puede salir, de la cárcel también pero del cementerio…no, de ahí a día de hoy no se sale salvo que vayas de visita…. Las heridas cicatrizan, con las secuelas se convive, los traumas de sobrellevan o afrontan….. pero si te arrebatan tu vida, no hay vuelta atrás, así que… sobrevive!!!!

BUJINKAN, ESTRATEGIAS DE CONTROL (3 Y 4)

Publico los siguientes dos textos sobre el tema de las estrategias de control en la Bujinkan iniciado magistralmente por Michael Glenn. Son textos complejos a veces tanto de traducir como de entender, es posible que ahora pasen para muchos como simples elucubraciones de un tipo de Santa Mónica, California, pero Michael es de las pocas personas que conozco que tienen una visión bastante clara y profunda de aquello que el Sensei está desde hace ya tiempo tratando de mostrar, ya no se esfuerza por enseñar, no aprendernos cuando enseña así que ahora muestra y espera a ver si realmente hay personas que entiendan mas allá de técnicas, movimientos, grados, medallas, Menkyo, etc.… Os dejo aquí el enlace a los primeros dos textos, para aquellos que no frecuenten este blog:

https://bujinkanasturias.wordpress.com/2016/12/21/bujinkan-estrategias-de-control-i-y-ii/

Control 3

Hatsumi Sensei hinchó su pecho. Su atacante fue a agarrar con ambas manos, pero Sôke colapsó el objetivo. Era como si se encogiera de hombros y el ataque quedó fuera de distancia, arrojando a su oponente a un lado.

Si has estado siguiendo mis notas de entrenamiento, entonces sabes que este kyojitsu de ofrecer un objetivo es una de las estrategias Bujinkan de control sobre las que he estado escribiendo desde mi reciente entrenamiento con Hatsumi Sensei. Explicó que estaba enseñando el control a los Jûgodan. Dijo que no estaba enseñando técnica.

Me las arreglé para obtener algunas fotos de la nieve alrededor del Bujinkan Hombu Dôjô esa mañana antes de clase. Unos días después se había derretido. Si no eres cuidadoso como Maestro Bujinkan, tus propios días como estudiante se derretirán también. Sôke dijo que la gente en los deportes hace la técnica, pero aquí estamos tratando de tener un flujo que no se pueda copiar. El flujo es lo más importante en una pelea. Es por eso que enseña de esta manera. Nos dijo, “Tienes que convertirte en el tipo de persona que no se puede copiar.”

Cuando Sôke hinchó su pecho de esa manera, estaba ofreciendo a su oponente una ilusión. El objetivo no era real. Utilizó la palabra mato y nos dijo que controláramos creando un objetivo. El modo en que movía los hombros era muy suelto y relajado. Y luego, nos hizo reír, moviendo las orejas. Hizo esto para mostrar cómo controlas al oponente asegurándote primero de tener este control muy preciso sobre tu propio cuerpo.

Cuando me pidió que lo agarrara, hizo lo mismo con su hombro y luego volé por el aire. Él dijo, “Estoy levantando el hombro con este tipo de kyojitsu. Tienes que ser capaz de mover cada parte de tu cuerpo. “

Ofreces un objetivo usando el kyo, o ilusión. Entonces lo golpeas con el jistu o la verdad. En otra ocasión Sôke hizo esto mismo con una espada. Bloqueó el corte con su propia espada. Pero dejó su cara justo delante de la hoja de su oponente. ¡No parecía seguro!

sokejumonji6

Pero este objetivo era una ilusión. Tan pronto como el oponente trató de cortar, Sôke giró y le golpeó fuerte con el tsuba en las costillas. Miró a su  alrededor en el Dôjô a nuestras caras confundidas y dijo: “Todo el mundo trata de usar la espada y es por eso que te estás perdiendo el kyojitsu. Kyo viene primero y luego jitsu.” Cuando controlas a tu oponente usando la ilusión o engaño, ni siquiera tienes que luchar. De hecho, nunca tienes que tocarlo. Hatsumi Sensei dijo que podíamos sentirlo en el aire. Él usó la frase kûki de sakki.

Esto se puede considerar como la detección de la intención del enemigo en el aire. Pero también hay que proyectar tu propia amenaza en el aire para aplicar este concepto. ¡Es como golpear con el aire o con el kûkan mismo! ¿Cómo funciona?

Muchos de nosotros hemos sentido esto de Hatsumi Sensei. Se lo hizo a mi amigo Yabunaka-san. Miré cuando Yabu vaciló y luego se congeló. Luego tropezó justo antes de que Sôke le hubiera roto el brazo. Hatsumi Sensei le pidió a Yabunaka que describiera este sentimiento. Yabunaka dijo que te sientes como si estuvieras sorprendiéndote incluso cuando no lo estás.

Esto es lo contrario de presentar un objetivo ilusorio. ¡Es más bien un ataque ilusorio! De hecho, Hatsumi Sensei nos dijo que esto era tōate no jutsu (o incluso ). Estamos golpeando al objetivo a distancia.

Pero Sôke dijo que no estaba usando tōate para golpear, él lo estaba usando para controlar. Para mí, fue un momento clave en mi viaje entero y mis esfuerzos para entender las enseñanzas actuales de Hatsumi Sensei.

Tuve la suerte de ser invitado a ser Uke por Sôke en casi todas las clases. Y estas experiencias fueron como un regalo. Cada día que entreno en Japón o en mis propias clases, me siento humillado por la generosidad de mis profesores y estudiantes. Espero que puedas tener eso mismo en tu formación también.

Y cuatro….

La última vez que ataqué a Hatsumi Sensei, él desapareció. Me dejó muy confundido. Pero Hatsumi Sensei lo describió de esta manera: “Esta es una forma de control. Tienes que ser una sombra. Hacer pensar al enemigo que no vas a esquivarle”.

Al día siguiente hice algunos encargos por Tokio. Los santuarios locales ya estaban comenzando los preparativos de su nuevo año. Me detuve y miré fijamente un montón de madera que estaba preparada para la hoguera de otakiage. El fuego puede purificar y quemar los problemas del año anterior. Seguí pensando en lo que pasó en la clase de día anterior con Sôke. ¿Cómo desapareció? Eso era lo que me perturbaba.

Pensé, la próxima vez que se presente esa situación, voy a intentar realmente golpearlo y ver qué sucede. Si algo sale mal, el año ya casi termina y puedo arrojarme al fuego. En la siguiente clase de Hatsumi Sensei, me pidió que le diera un puñetazo. ¡Decidí esta vez que iría por él! Realmente lo intenté y desapareció. Entonces estuve colgando allí en el espacio. Sentí un dedo (creo que era su pulgar) muy ligero en el dorso de mi mano. Y de alguna manera esto causó que me cayera. Él dijo, “Esta sensación de mutô dori es muy importante. Un dedo. Sólo un poco de presión. Esta manera de moverse a través del kûkan es importante. “

Lo que enseñaba Hatsumi Sensei era cómo controlar. Descubrí mucho más tarde que este tipo de control no surge ni evadiendo ni no evadiendo. Está oculto a medio camino entre ambos. Hatsumi Sensei nos dijo una y otra vez, “Yokeru yokenai!” Eso es: salir del camino sin salir del camino. No evadir evadiendo. Esto es difícil de entender. Obviamente no quieres ser golpeado por tu oponente. Si no puedes evadirte o permanecer quieto, ¿entonces qué? Hatsumi Sensei nos dio una pista cuando dijo “人間 意識 ningen no ishiki kara nai.” No lo hagas con tu propio pensamiento humano”.

204ee-p1130597michaelnewhombujuly15-copia

Ese es el problema con evadir. La intención o pensamiento humano tarda demasiado. Sôke dijo: “No estoy evitándolo. No estoy pensando.” Esto crea una clase especial de distancia que está conectada con la naturaleza. No es algo que puedas alcanzar por ti mismo si estás tratando de salir del camino (trayectoria), si haces eso no podrás controlar nada porque estás preocupado (centrado en evadir el ataque). No quieres ser golpeado, o cortado por el arma. Pero si tratas de evadirte o intentas no eludirle, fracasarás. No importa lo bueno que seas. Siempre hay alguien mejor, más rápido, más furtivo. Así que la respuesta está a medio camino entre evadir y no evadir.

¿Qué hay entre ellos? Conexión y cero. Esto ha sido durante mucho tiempo la forma en que el Sôke ha descrito su Budô,

-Lo controlas así. Este es el tema. Conecta estas ideas. Se convierte en cero. Conectando cero.

Puedes encontrar el camino del medio entre evadir y no evadir por la fusión con este espacio universal (Hatsumi Sensei dijo shizento y uchuuto). Entonces lo llamó玉 gyoku “huevo” (no sé lo que eso significa, pero si lo descubres, por favor ponte en contacto conmigo). Todo tu cuerpo se vuelve como la niebla. Sé que no creerás nada de esto, pero yo traté de golpear a Sôke y eso es lo que pasó. Desde entonces me he mantenido firme en este sentimiento.

En mi propia formación he descubierto que si te centras demasiado en el concepto de esquivar o evitar, rompes la conexión con el enemigo (y tu capacidad para controlarle), y quedas atrapado por tus esfuerzos por evadir. Se puede superar esta fase a través de la experimentación (juego). El juego te libera. Hatsumi Sensei lo describió, “Esta es la idea de la libertad. Esta es la fuerza de la libertad. El poder de la libertad. Debido a que es muy amplio, es muy grande (宇宙 uchuu). Como si quisieras volar por el espacio.

Las llamas de la hoguera se elevan por encima del santuario, enviando chispas más allá del torii, y entre las estrellas. Yo ardería con ellos. Allí tal vez aprenda la libertad de esa distancia.

Por Michael Glenn

BUJINKAN NO TESSENJUTSU

La mayor parte de Japón tiene un clima muy cálido y debido a ello el estilo de ropa que se usa es muy concreto. Difiere no sólo del Europeo, sino también del que se prefiere en China, el vecino más cercano a la Tierra del Sol Naciente. Pero, además de la ropa inusual, desde la antigüedad, los japoneses utilizaron ampliamente los abanicos, que fueron algo casi desconocido en los países occidentales durante un largo período, y además casi nadie tuvo la idea para adaptarlos para la guerra.

gunbai

Los abanicos hicieron su aparición en los campos de batalla como símbolos de poder y al mismo tiempo como artículos de la vida cotidiana: se usaban para establecer señales y para refrescarse entre batallas. Cuando su construcción y los materiales empleados se hicieron más resistentes, fue posible que los samurai de defendieran de las flechas y, además, utilizaran los abanicos en combate cuerpo a cuerpo, atacando a los enemigos con el abanico cerrado o limitando su campo de visión con uno abierto. Hay varios tipos de abanicos de guerra que se hicieron populares:

Gunbai (o gunpai) un abanico sólido no plegable, realizado en una lamina plana hecha de papel, madera o chapa metálica. Este tipo fue el usado inicialmente para la señalización. Era como un bastón de mando al que se la añadía la hoja de papel, madera o metal normalmente bellamente decorada. Es una evolución del Dansen Uchiwa (軍配), vulgarmente conocido por paipái.

Gunsen (軍扇) un abanico de tela o papel para los guerreros de grado o rango medio, reforzado con radios de metal (concretamente las dos piezas de metal eran la primera y última, denominadas comúnmente “costillas”  que por diseño eran más grandes, anchas y gruesas siendo de madera o bambú el resto de laminas o radios, se solía denominar Maiohgi). Utilizado de manera correcta (para punzar las zonas más blandas del adversario, en particular), fue realmente capaz de reemplazar a un cuchillo o un puño de hierro en el combate cara a cara.

japanese_gunsen_fan_6

tessen07-5

Tessen  (鉄扇) el tipo más popular y eficaz de abanico de guerra, consiste en una estructura de metal completa conectada por un punto central o eje (como en el caso del Gunsen y con tela o papel como elemento de unión superior y motivo decorativo además de realizar su “función” oficial). Otra variación del Tessen era un pequeño bastón de hierro (Tenarashi) que parecía un abanico plegado. El Kaisen era una versión de más de 2 kilogramos de peso, muy apreciado por los samurái por su contundencia, así mismo el Motsu-Shaku era una versión en madera pensada mas para el entrenamiento de las técnicas de Tessenjutsu. Con el Tessen ya era posible no sólo apuñalar, sino cortar también, y esta peculiaridad lo hacía realmente atractivo como arma oculta. Este diseño procedía del Kabutowari, también conocido por Hachiewari, diseños relacionados íntimamente con Jûtte.

maxresdefault

tessen-engrave

Naturalmente, siempre se permitía llevar los abanicos contigo. Los Ninja a menudo se beneficiaban de esta situación, aprendiendo y desarrollando  técnicas más eficaces en combate con abanico con el fin de utilizarlo en caso de necesidad. Forma parte junto al Jûtte, Kunai, Tantô, Shishin Bô, etc… de las armas o herramientas de distancia corta, las llamadas Kakushi Buki (armas ocultas) o Soto no Mono (objetos fuera de la visión) o Te no Uchi (ocultas dentro de la mano, no confundir con el propio Te no Uchi, un arma Kakushi combinación de YubiBô y Nawa). En la batalla el Tessen se combinaba a menudo con un cuchillo o una espada corta, limitando el campo de visión del enemigo, especialmente mientras se ejecutaba un ataque. En Bujinkan se trabaja conjuntamente con el Jûtte. Hoy en día el Tessen se considera a menudo como un arma típicamente “femenina”, pero la historia sabe de algunos nombres famosos que eran Maestros del Tessenjutsu y sorprendentemente casi ninguno era mujer.

tessen-ca

a4dbfd7afa9c63994a9db14d390bda89

BONSAI HUMANOS

Durante los últimos veintitrés años aquí en Japón, a menudo tengo el placer y el honor de traducir para mi Maestro Masaaki Hatsumi Sôke. A menudo, un estudiante tiene una pregunta que le gustaría hacer. Siempre es una delicia poder ayudar a facilitar la comunicación entre el Maestro y el estudiante. ¡Tantas preguntas y tantas respuestas inesperadas! Un episodio viene a mi mente.

bonsai1

Un estudiante pregunta: “¿Por qué algunas personas son amistosas a la cara pero luego son hirientes y malas por la espalda?”.

Sensei responde con indiferencia: “Así es como se hace la gente”. Mientras traduzco, puedo ver la expresión de confusión cruzar la cara del estudiante. Yo también estoy un poco perdido. Así que la pregunta se hace de nuevo y una vez más la respuesta es la misma, “así es cómo se hacen las personas”. Entonces Sensei mira al vacio y me pregunta: “Paul, ¿alguna vez has visto un bonsai?”. (Pequeños árboles japoneses miniatura) Asiento con la cabeza “sí”. De hecho, acababa de llevar a algunos amigos a un jardín de bonsai el día antes, así que estaba un poco sorprendido por la repentina pregunta sobre los mismos. Él continúa, “es como un bonsai, la gente es como es, ya está formada, sin embargo puedes hacer a una persona de cualquier manera. Pero no será natural. De igual modo que no puedes ir a un bosque y encontrar un bonsái. No es el estado natural del mismo. Pero puedes lograr un bonsai en cualquier forma que desees. La gente es igual”.

¡Qué cierto es! Justo el día anterior estaba manipulando las ramas de los bonsai. Cada rama envuelta con alambre y obligada a seguir un camino o a ser de una manera. ¡Cada rama! Cada rama envuelta en alambre y forzada a tomar una postura aparentemente natural o kamae. Y lo poco natural que realmente es todo ello. Nosotros también, como seres humanos, cada uno envuelto en la cultura, la política, la educación, las religiones y las creencias de quienes nos rodean y de la sociedad. Algunas personas envueltas como capitalistas, algunos marxistas, algunos cristianos, algunos musulmanes. Pero todos están atados por el condicionamiento del medio ambiente (entorno) y de la sociedad. Entonces lo que crees que son tus propios pensamientos pueden traicionarte, pues no lo son realmente. En una conclusión trágica, a menudo tomamos un kamae o postura a favor o en contra de otra persona “envuelta” en una forma diferente. Ambos desconocen los cables que los atrapan en esta posición.

Desmantelar estos cables y restricciones es un paso importante en la práctica del Ninjustu. Un verdadero ninja se liberará y su árbol crecerá fuerte y puro en un estado natural de acuerdo con el estado natural de su existencia. Un Ninja es capaz de explorar su verdadera esencia en el espacio infinito. Es por eso que en el GoJô o los Cinco Preceptos enseñados por mi Maestro, son una constante y diligente vigilancia a tu verdadero camino, son algo esencial. Primero toma consciencia de dónde te encuentras ahora. ¿Qué forma tienes ahora? ¡Cuando tu forma se haga visible, empieza a desmontarla!

Por Paul Masse

NO MOLESTEN

Cuando creamos este blog uno de sus principales objetivos era informar. Informar sobre Bujinkan Asturias, sus actividades, horarios, política y ética de trabajo así como todo lo concerniente a las enseñanzas de Hatsumi Sensei, Bujinkan Budô & Ninpô. Durante estos años hemos ido aumentando el contenido fijo de este blog para dotarlo de mayor información y de mayor calidad para que, aquellos interesados de verdad en esta forma de vivir o de sobrevivir pudieran acceder a dicha información de forma simple y eficiente. No contentos con ello dotamos cada vez de más medios de contacto al blog, medios que pasan por teléfono, mails, WhatsApp…. Para que contactar en caso de que todo cuanto el blog ofrece no fuera suficiente para resolver las dudas de quienes se puedan sentir interesados por nuestro trabajo no fuera un impedimento o un obstáculo. Diseñamos unos tiempos previos a cada clase para atender a quienes quieren un “cara a cara”, aceptamos que vengan y vean una clase o participen en una clase sólo, evidentemente, si están realmente interesados… pues bien como decía un texto muy acertado de Dean Rostohar usando de base un texto de Heráclito:

Heráclito dijo acerca de los Guerreros: Por cada cien hombres, Diez no deberían estar aquí, Ochenta no son más que blancos, Nueve de ellos son verdaderos luchadores, tenemos suerte de tenerlos, porque ellos hacen la batalla. Ah, pero falta uno. Uno es un guerrero. Estas palabras podrían ser usadas y valen para todo en la vida. Por ejemplo, para los estudiantes de las artes del guerrero. De cada cien personas que quieren entrenar las artes del Guerrero, Diez después de hablar con ellos ya sabes que no sirven, no pintan nada en la práctica, incluso no debieran ni intentarlo. Ochenta no valdrán, pero lo intentarán, entrenando un corto periodo y se irán. Nueve de ellos, son verdaderos guerreros y aprenderán y practicarán duro. Pero uno, uno es no sólo un verdadero Guerrero sino que se convertirá en un verdadero Maestro. Esto también se puede utilizar en la amistad, el amor, el trabajo,… Sólo uno de ellos será tu verdadero hermano de armas, sólo uno será tu mejor alumno, sólo uno será tu mejor amigo, sólo uno será tu verdadero amor,… Si tienes más de uno, entonces eres una persona muy, muy, afortunada!

no-molestar

Pues bien, así ocurre, no a nosotros, sino a todos o casi todos los grupos o Dôjô, muchos llaman o escriben, interesados, curiosos, ociosos….solo un pequeño grupo llega a plantearse en serio ingresar en nuestro Dôjô, en seguir la formación bajo las enseñanzas del Sensei. De ese pequeño grupo algunos duran una o dos clases, algunos dos o tres semanas, con suerte dos o tres meses, pero fracasan finalmente. Sólo unos muy pocos sobreviven y siguen en el camino de verdad. Tal vez puedas tener muchos estudiantes “haciendo bulto o caja” pero muy pocos son verdaderos alumnos y potenciales guerreros. Cualquier obstáculo es una montaña y los derriba, los frena y les “obliga” a renunciar… por eso a veces uno toma la determinación de decir “no molesten” si de verdad no lo tienen claro no nos molesten, no nos interrumpan o distraigan…cada nuevo estudiante de 3 semanas y adiós, es un lastre porque requiere de una atención, tiempo y esfuerzo que finalmente ves malversado y te entristeces y a veces te enfurece, porque no decirlo también. Triste es que un buen alumno tenga que abandonar su formación por causas muy justificadas y razonables (aunque quien quiere, puede, siempre lo digo….en mi Dôjô siempre habrá una opción o posibilidad para quien de verdad quiere…y lo he demostrado durante 3 décadas). Lamentables y desagradables son los adiós a la francesa, es decir sin ni dar la cara, si tienes suerte un mensaje al móvil o un mísero mail justificando su fracaso, generalmente culpando a otros de ello… llega un tiempo de colgar un cartel que diga como reza el título de este post…”no molesten” al menos no lo hagan para nada, mi tiempo es muy valioso, mucho, el suyo seguro que también pero si no saben valorarlo, es su problema, es su tiempo, con el mío no se juega, ni con el mío ni con el de mis alumnos.

80/20 Y 60/40

Uno de los conceptos o principios que suelo recalcar en mis clases a la hora de tener una actitud proactiva es el principio del “80/20 y 60/40”.  Estadísticamente sabemos, ya lo he mencionado en otros post, que el 80% de la población es diestra (este porcentaje fluctúa según el país donde estemos) y el otro 20% restante son zurdos. Basándonos en esa premisa es lógico pensar que el 80% de las agresiones potenciales que podamos recibir vendrán de agresores diestros. Eso nos permite pensar de una forma proactiva y situarnos en la medida de nuestras posibilidades de tal forma que todo aquel o aquella que podamos considerar una amenaza en ciernes (ver decálogo de la agresión urbana con arma blanca) tenga que realizar un sobre esfuerzo o un movimiento excesivo o muy evidente para poder golpearnos con la mano derecha. Hay quien pensará, bueno puede hacerlo con la izquierda, y es cierto pero al no ser la mano principal o dominante su nivel de destreza, sobretodo en personas sin formación en combate, y la eficacia de sus acciones se reducirá drásticamente permitiéndonos un margen de maniobra para reaccionar, responder o huir mucho más amplio.

Cierto es que un 20% de los ataques serán con la mano izquierda y por lo tanto, esos ataques si tendrán una eficacia adecuada capaz de ponernos en serios problemas. Aquí siempre menciono la estadística, 80/20 que nos habla claramente de que es más sensato actuar en función de ese 80% de diestros que en función del 20% de zurdos. Aprender a detectar quien es diestro o zurdo es un buen método para reducir esos porcentajes a nuestro favor. Lleva un tiempo pero finalmente das con ciertas pautas y detalles que te ayudaran poco a poco a decidir si quien camina hacia ti es zurdo  o diestro, será algo que surgirá de forma natural.

muerte-cuchillo

A nivel de formación o entrenamiento muchos aplican esta regla del 80/20. Es decir dedican un 80% del tiempo a trabajar sobre ataques diestros y un 20% sobre ataques zurdos. De igual modo centran su atención en potenciar el lado dominante en un porcentaje similar del 80% sobre el 20% que se le dedica al lado secundario o de apoyo. Ahí radica creo el error principal. Esos porcentajes son validos para principiantes, personas que deben ganar confianza en aquello que se les enseña y que no se lograría si comenzásemos a trastocar ciertos parámetros muy arraigados tan pronto. Cuando formamos o entrenamos a personas que ya llevan un tiempo con nosotros el porcentaje debería ser del 60/40 aproximadamente. Los motivos son simples, si dominas una mano ¿porque dedicarle el 80% de tu tiempo formativo cuando con un 40% tendrías suficiente para mantener y mejorar sus condiciones o habilidades naturales? Es estúpido. De igual modo dedicarle el 60% a tu lado menos desarrollado o con menor nivel de habilidad o destreza ayudará en gran medida a compasar ambos lados de tu cuerpo y permitirá una eficiencia mayor en el combate o la lucha por tu supervivencia. Hay que dedicar más tiempo al lado menos desarrollado a nivel de habilidad o destreza ya que necesita de ese margen extra para mejorar o progresar adecuadamente. El lado que tiene mejores aptitudes no requiere de tanto tiempo pero si del suficiente para mantener y afinar sus habilidades naturales. Recordemos que somos diestros o zurdos de forma natural y aunque en muchos momentos de la historia y en algunas culturas ser zurdo ha sido algo mal visto y casi una desgracia, la realidad es que ser diestro o zurdo simplemente es una decisión instintiva e intuitiva de nuestro cerebro desde sus primeros años de nuestro desarrollo y no hay que forzarlo a cambiar sino ayudarlo a desarrollarse plenamente y en las condiciones más parejas o de igualdad posibles. Esto es aplicable a la lucha sin armas pero de manera muy significativa en el combate con armas.

Nota: Voy a facilitar algunos datos de interés más allá de las cifras “redondas” que he usado para este texto con el fin de centrarlo en la idea y el concepto pero que como una persona a la que me precio de tenerlo como amistad me ha recordado, hay a veces que dar algunos datos para quien tiene mayor interés por el tema tratado y para quien como profesional entiende y valora el marco general del texto publicado. Aproximadamente entre un 8 y un 13 % de la población mundial es zurda (hay fuentes consultadas que llegan al 15%, en España en 2015 el 12% de la población era zurda). Los estudios indican que el fenómeno es más común en los varones que en las mujeres. Hay más zurdos varones (13 %) que mujeres (9 %), sin que se sepa por qué.

También entre la gente del sur de Asia, Europa del este, y descendientes de gente del Sudeste asiático, hay más zurdos que entre ningún otro grupo étnico del mundo, mientras que entre los descendientes de gente de Europa occidental, Europa del norte, y África hay menos zurdos. Por temas de delincuencia a nivel de orígenes. Solo los yanomami del Amazonas se saltan el porcentaje mundial con un 23% (otras fuentes consultadas hablan de los Taymir del ártico ruso donde un 75% de la población es zurda) No se sabe la razón de ello.

La dominancia derecha-izquierda (diestros-zurdos) en algunas funciones como la audición (el oído que ponemos al escuchar detrás de la puerta), la visión (el ojo con el que apuntamos), la manipulación manual (la mano con la que escribimos) o la podal (el pie con el que chutamos un balón) está determinada por factores genéticos y ambientales y se establece en torno a los cinco años. No obstante, estudios ecográficos en embarazadas muestran que el 10% de los fetos utilizan ya preferentemente la mano izquierda en los movimientos (y eso a pesar de que los fetos aún no se han sometido a factores ambientales).

Ser zurdo no entraña ningún problema mientras exista homogeneidad en la dominancia (pie-mano-ojo-oído). Los zurdos homogéneos no presentan más problemas de aprendizaje que los diestros homogéneos. El problema aparece cuando la dominancia no es homogénea sino cruzada pues pueden aparecer problemas de aprendizaje respecto a cálculo, escritura y lectura.