BONSAI HUMANOS

Durante los últimos veintitrés años aquí en Japón, a menudo tengo el placer y el honor de traducir para mi Maestro Masaaki Hatsumi Sôke. A menudo, un estudiante tiene una pregunta que le gustaría hacer. Siempre es una delicia poder ayudar a facilitar la comunicación entre el Maestro y el estudiante. ¡Tantas preguntas y tantas respuestas inesperadas! Un episodio viene a mi mente.

bonsai1

Un estudiante pregunta: “¿Por qué algunas personas son amistosas a la cara pero luego son hirientes y malas por la espalda?”.

Sensei responde con indiferencia: “Así es como se hace la gente”. Mientras traduzco, puedo ver la expresión de confusión cruzar la cara del estudiante. Yo también estoy un poco perdido. Así que la pregunta se hace de nuevo y una vez más la respuesta es la misma, “así es cómo se hacen las personas”. Entonces Sensei mira al vacio y me pregunta: “Paul, ¿alguna vez has visto un bonsai?”. (Pequeños árboles japoneses miniatura) Asiento con la cabeza “sí”. De hecho, acababa de llevar a algunos amigos a un jardín de bonsai el día antes, así que estaba un poco sorprendido por la repentina pregunta sobre los mismos. Él continúa, “es como un bonsai, la gente es como es, ya está formada, sin embargo puedes hacer a una persona de cualquier manera. Pero no será natural. De igual modo que no puedes ir a un bosque y encontrar un bonsái. No es el estado natural del mismo. Pero puedes lograr un bonsai en cualquier forma que desees. La gente es igual”.

¡Qué cierto es! Justo el día anterior estaba manipulando las ramas de los bonsai. Cada rama envuelta con alambre y obligada a seguir un camino o a ser de una manera. ¡Cada rama! Cada rama envuelta en alambre y forzada a tomar una postura aparentemente natural o kamae. Y lo poco natural que realmente es todo ello. Nosotros también, como seres humanos, cada uno envuelto en la cultura, la política, la educación, las religiones y las creencias de quienes nos rodean y de la sociedad. Algunas personas envueltas como capitalistas, algunos marxistas, algunos cristianos, algunos musulmanes. Pero todos están atados por el condicionamiento del medio ambiente (entorno) y de la sociedad. Entonces lo que crees que son tus propios pensamientos pueden traicionarte, pues no lo son realmente. En una conclusión trágica, a menudo tomamos un kamae o postura a favor o en contra de otra persona “envuelta” en una forma diferente. Ambos desconocen los cables que los atrapan en esta posición.

Desmantelar estos cables y restricciones es un paso importante en la práctica del Ninjustu. Un verdadero ninja se liberará y su árbol crecerá fuerte y puro en un estado natural de acuerdo con el estado natural de su existencia. Un Ninja es capaz de explorar su verdadera esencia en el espacio infinito. Es por eso que en el GoJô o los Cinco Preceptos enseñados por mi Maestro, son una constante y diligente vigilancia a tu verdadero camino, son algo esencial. Primero toma consciencia de dónde te encuentras ahora. ¿Qué forma tienes ahora? ¡Cuando tu forma se haga visible, empieza a desmontarla!

Por Paul Masse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s