TOMÁRSELO EN SERIO

Si una reflexión ha traído consigo el ultimo día de 2016 es que el éxito o el fracaso, sobrevivir o caer a manos de nuestro agresor, de nuestro enemigo no es cuestión de un solo factor sino de un amplio conjunto de los mismos. El sábado en la madrugada, me quedé despierto para poder ver el combate de UFC de Ronda Rousey en su retorno al octógono después de su brutal  e inesperada derrota manos de Holly Holm. Pues bien su reaparición duró 49 segundos, el tiempo que tardó Amanda Nunes en dejarla totalmente desorientada y al borde del KO. Después de la clase que impartí esa mañana (con pocas, muy pocas horas de sueño por culpa del puñetero combate) me puse a leer las valoraciones de los llamados expertos y de los comentaristas especializados. Algunos hablaban del final de una era, del declive de una gran luchadora. Otros creo que con más acierto simplemente comentaban que se estaban evidenciando las carencias técnicas de Ronda para las MMA y en concreto para el UFC. Lo cierto es que ronda se había preparado bien para su retorno, pero no sólo la preparación física es importante, la preparación mental es aun mas importante si eso es posible. Creo con sinceridad y bajo mi punto de vista que es ahí donde “patinó” Ronda y ese “patinazo” le costó caro, muy caro.

las-excusas-para-ronda-rousey-tienen-fecha-de-caducidad-en-julio-de-2016-habra-revancha

Aun con todo Ronda esta magullada más en su amor propio, ego, que físicamente. Pero cuando hablamos de Budô, cuando hablamos de nuestra formación para nuestra protección, para la protección o defensa de aquellos que nos importan o amamos, en definitiva cuando hablamos de sobrevivir las cosas cambian y mucho. No hay normas, árbitros, tiempos, asaltos, margen para el calentamiento, la preparación precisa y encima no vamos a poder muchas veces escoger el sitio, la hora, las condiciones climáticas, lumínicas, acústicas, la presencia de varios agresores, la intervención de armas en la agresión, etc…en una palabra no vamos a poder controlar muchos de los factores que en las actividades deportivas si se pueden controlar o simplemente no existen porque los reglamentos y normas competitivas los han eliminado. Luchar por sobrevivir no es deporte, de hecho cualquier forma de lucha en cuanto tiene una variante deportiva o competitiva para mi deja de tener valor o utilidad para la supervivencia. El deporte o la competición tienden a “descafeinar” lo que en su día posiblemente fueran efectivos sistemas o tradiciones guerreras para la lucha, para la batalla, para la supervivencia. Deporte no es Budô y aunque todos dicen tenerlo claro, creo que a veces todavía a algunos se les olvida.

LAS VEGAS, NV - DECEMBER 30:  Amanda Nunes of Brazil (left) reacts to her victory over Ronda Rousey (right) in their UFC women's bantamweight championship bout during the UFC 207 event at T-Mobile Arena on December 30, 2016 in Las Vegas, Nevada.  (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

La formación para la protección, defensa y supervivencia, como Dean Rostohar comenta acertadamente no es ni bonita, ni agradable, ni fácil, ni ortodoxa. Muy por el contrario es sufrida, dolorosa, sacrificada, extenuante física y sobretodo psicológicamente y muy poco ortodoxa, sino mas bien muy heterodoxa. Llevo 34 entrenando el Budô de Hatsumi Sensei, todavía me considero un mero estudiante que tiene varias veces por semana obligaciones de formación contraídas con grupos de personas interesadas o necesitadas de dicha formación para su protección, defensa y supervivencia. Estudio a mis potenciales enemigos, porque sólo aquel que conoce a sus enemigos puede ganar la batalla. Sigo entrenando y en permanente estado de autocritica personal porque sólo aquel que se conoce a si mismo podrá salir vivo de mil batallas (suelo evitar los términos victorioso, derrotado, etc…por su connotación deportiva o competitiva). Lo cierto es que la cita del libro “El arte de la guerra” es así: Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla” En el fondo Sun Tzu nos recuerda lo esencial que es el equilibrio del conocimiento externo, el enemigo, y el conocimiento interno, nosotros mismos. De ese equilibrio nace la supervivencia ante una situación limite, cuando conocemos bien al adversario pero ignoramos nuestras propias respuestas físicas y sobretodo emocionales, las opciones se reducen al 50% más o menos, vivir o morir se vuelva algo fruto de las variables, pero si ni tan siquiera conocemos al enemigo, somos víctimas, no guerreros y como tales seremos exterminados.

c0-5bkcveaawdkt

La filosofía que algunos crean en torno a nuestro Budô es muchas veces una cortina de humo que enmascara su ineficacia, falta de correcta y real formación y sobretodo tal vez miedo, un miedo que creen es debilidad cuando es signo de humanidad. No quiero junto a mi hombres sin miedo, porque quien o tiene miedo se vuelve temerario y arrogante y se convierte en un peligro para él y para los que le rodean. El miedo es sano, nos recuerda como el dolor que estamos vivos y que como seres humanos debemos superarnos. Hay una frase que encaja bien con estos tipos que se vuelven algo místicos o filosóficos y dice algo así como: “El hombre que siente miedo sin peligro, inventa el peligro para justificar su miedo.” En su caso no inventan el peligro para justificar su miedo, inventan una filosofía a “su medida” o a la medida de “sus necesidades” para justificar sus carencias como guerreros incapaces de formar adecuadamente a aquellos que han depositado sus esperanzas en ellos para aprender a protegerse, defenderse y sobrevivir.

Quedémonos con la idea que Dean Rostohar comentaba en marzo del ya pasado año 2016 en el Haru no Tai Kai, el Sanshin proteger, defender (a otros) y sobrevivir (el efecto de las dos acciones anteriores combinadas y ejecutadas eficientemente). No estamos practicando actividades deportivas, aunque algunos estén federados en agrupaciones de ese tipo, somos Budô y para bien o para mal, guerreros por la necesidad de las circunstancias.

Anuncios

2 pensamientos en “TOMÁRSELO EN SERIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s