QUE YO NO LO SEPA…..

“Que yo no lo sepa no quiere decir que o exista” esta frase suelo soltarla clase si clase no en mi Dôjô. Mis estudiantes y alumnos me preguntan por los mas diversos temas, yo procuro darles respuesta dentro de mis limitados conocimientos siempre que me es posible y sino tengo la respuesta no me cuesta decir “no lo se, pero lo averiguaré o haré lo posible por averiguarlo”. El uso en concreto de la frase en cuestión con la que arrancaba este post surge cuando no se algo concreto sobre un determinado apartado o tema dentro de Bujinkan. Siempre les digo que porque yo desconozca en profundidad un determinado tema o aspecto, por ejemplo, el uso del Tantô tradicional, puedo desconocer las waza, katas o Ryû donde se trabaja concretamente este arma, pero mi desconocimiento no implica que no exista ese trabajo en concreto, simplemente que yo no lo conozco. Hay una muy mala costumbre bastante extendida de “si yo no lo se, no lo sabe nadie o no existe”. Esta actitud de creerse el ombligo del mundo y que sólo ellos tienen acceso a la información es algo que me ha terminado cansando.

Ya hace de esto muchos años así que puedo comentarlo con mas libertad, un instructor publicó en Internet lo que parecía el Denshô de Rokushaku Bô Jutsu. Lo curioso que que no era para nada dicho Denshô sino una amalgama de waza inventados, creados para dar salida a un tema del que en aquel tiempo pocos sabíamos algo. Decidí compartir mis apuntes sobre dicha arma, que estaban completos, y recibí como respuesta un cordial agradecimiento por “mi visión” del tema, pero no cambio una coma de lo publicado, dando a entender que mis apuntes que venían directamente del trabajo con el Sensei eran, como los suyos, una simple “visión personal”. Supongo que el dicho “cree el ladrón que todos son de su condición” podría aplicarse aquí bastante acertadamente.

407727_426205967427502_351239336_n

En otra ocasión me comentaron del poco o nulo conocimiento real del sable que se tenia en Bujinkan, sería allá por el 1997 o 1998. Lo cierto es que para paliar esa “laguna de conocimiento” (ver post al respecto en este blog) pretendían traer a profesores de Iaidô para que formasen a los instructores Bujinkan. Ahí ya tuve que plantarme y dejar claro que si no sabíamos trabajar bien con el sable era simplemente porque no habíamos tenido ocasión de hacerlo adecuadamente y que tarde o temprano esa formación estaría disponible y así fue poco tiempo después. Aquel instructor que decía “en Bujinkan no hay manejo real del sable” simplemente no se había molestado por investigar y preguntar para aprender, y claro buscaba el camino mas fácil por erróneo que ese camino fuera. Ahora si sabe que tenemos un amplio conocimiento de ese tema….

Son sólo ejemplos, no criticas, que ilustran una actitud que no comparto. Si desconozco un tema no quiere decir que no exista información sobre el mismo o que el mismo no exista, sólo significa que tengo carencias formativas que he de remediar. No inventar o fusionar estilos, no practicar diversos estilos en una búsqueda por compensar carencias formativas personales cuando Bujinkan es de por si una forma de Budô completa que cubre sobradamente todos los aspectos que podamos querer o necesitar.  Bujinkan por suerte tiene de todo, pero para aprender hay que investigar, no tener miedo a preguntar y entrenar y entrenar sin descanso. Las respuestas y el conocimiento llegan a quien persevera, que a fin de cuentas eso es “NIN” perseverar hasta el final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s