LA KATANA NO ES PARA PRINCIPIANTES

A menudo oímos que la Katana no es para principiantes. Obviamente, cuando comienzas a entrenar, practicar con una espada metálica crearía más problemas que ventajas. Mi consejo a este respecto es limitar el uso de armas de metal a como mínimo cinturones negros o Shidôshi.

He estado usando una espada real desde los años noventa y me he cortado un par de veces, aunque no fuera grave. Mi opinión aquí es que, incluso si eres un profesional experimentado, siempre hay un riesgo de cortarse utilizando las armas de filo vivo. Un arma es un arma y ella ​​no se sabe si eres un buen tipo o un mal tipo. Un brazo se comportará como un arma en el momento adecuado y lo puedes usar como si usaras un arma.

biken-12-1

En mi Dôjô, prefiero que los estudiantes utilicen armas acolchadas y de madera, ya que es más seguro para la práctica. Los estudiantes deben tener tres diferentes tipos de “espada”, cada una de ellas se utiliza para diversas situaciones y partes del entrenamiento. Cada arma tiene ventajas e inconvenientes; voy a darles un vistazo ahora para vosotros:

Armas acolchadas:

Ellas son las mejores para el aprendizaje del waza con un compañero.

Lado positivo: puedes ser capaz de moverte durante un intercambio de movimientos / golpes / cortes con tu oponente.

Lado negativo: las armas acolchadas a menudo tienen un diseño con un diámetro/perímetro redondo que impide saber dónde está el borde de corte (filo). Este es el principal inconveniente de utilizar armas acolchadas.

Nota para el entrenamiento: siempre procura que coincida el material de las armas acolchadas para entrenar y así evitar accidentes. El bambú contra el bambú, la espuma contra la espuma, plástico contra plástico. La resistencia de los componentes de tus armas acolchadas debe ser una combinación perfecta.

Armas de madera:

Ellas son los mejores cuando se necesita sentir el impulso del ataque, la calidad de tus cotes, o del bloqueo del ataque del adversario.

Lado positivo: el peso del arma está desarrollando tu consciencia del momento. Ya que tiene la forma de una hoja verdadera sabes cuándo se está utilizando el filo o la parte posterior de la hoja (mune).

Lado negativo: es posible que tus nudillos/dedos terminen machacados por uke y viceversa. Cuando era un principiante, me pasó mucho. Sinceramente, creo que es inútil ya que está ralentizando la velocidad del intercambio con su pareja.

Nota para el entrenamiento: utilizar una Tsuba para proteger los dedos. No estamos entrenando Aikido. Añade una vaina de aprender Nuki gatana.

El sable metálico no cortante es una cosa más real, ya que tiene la apariencia de una espada real.

Lado positivo: el peso es correcto y enseña a no excederte en tus movimientos (cantidad de movimiento, equilibrio). Además, el sori (curvatura de la hoja) mejora al hacer las técnicas. La vaina se convierte en parte del arte de la espada.

Lado negativo: incluso si tu hoja no está afilada, un Tsuki podría perfectamente apuñalar a tu pareja.

Nota para el entrenamiento: evitar comprar una barata, ya que a menudo tiene un equilibrio pobre.

Para los practicantes avanzados, si compras una espada de verdad, asegúrate de que no es un arma moderna diseñada para realizar Tameshi giri. Estas espadas no cortan adecuadamente, lo hacen porque modifican con el peso extra la cabeza de la hoja. Por lo tanto, no te enseñará la forma correcta de usar una espada japonesa. Además, ten en cuenta que la compra de una espada real es cara, económicamente, puede equivaler a unos cuantos viajes a Japón.

El título de este artículo dice “la Katana no es para principiantes.” Me gustaría añadir que la Katana no es para el entrenamiento sea cual sea tu nivel técnico. Hay otro aspecto a tener en cuenta. Es necesaria una serie de cuidados para mantener una hoja de filo vivo.

Al comienzo de mi formación en Bujinkan, tenía un excelente amigo que era un pulidor de espadas profesional. Estudió el pulido de espadas en Japón. Pasé mucho tiempo con él en su taller shintō (la zona es como un santuario). Allí pude sentir y mantener docenas de hojas reales.

Cuando tengas una espada japonesa real, cada año más o menos, hay que llevarla al pulidor y pagar unos pocos cientos de euros o dólares para restaurar su filo, quitar el óxido y para lograr realinearla.

Ahora, si deseas obtener una, si lo logras, eso significará posiblemente que no vas a poder entrenar en Japón con el Sôke durante mucho tiempo.

¿Merece la pena?

Por Arnaud Cousergue

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s