MATAR SHIN GI TAI

Cuando entrenamos usamos permanentemente el concepto Shin Gi Tai para nuestra formación en combate. Tenemos muy presente que nuestra preparación ante un enfrentamiento o encuentro no deseado debe abarcar el trabajo meramente físico (Tai) a través del Taiden (transmisión corporal) o lo que es lo mismo mediante la técnica. Estas, ya sean sin armas o con ellas, contra agresores a “mano vacía” o bien pertrechados y armados, son el cimiento de nuestra auto protección, de nuestra supervivencia. Igualmente sabemos que sin un adecuado trabajo psicológico o mental, sin una adecuada táctica o estrategia (Heihô) nuestras técnicas sólo serán eficaces de una forma muy limitada, prácticamente una técnica por cada acción o situación o poco más. Es la táctica (Gi) la que nos permite adaptar el entrenamiento físico, las técnicas a los diferentes escenarios, situaciones, tipos de enemigo, armas en liza, vestuario, y demás factores que hacen de una situación real de supervivencia en la calle un momento crítico de difícil solución únicamente con acciones física. Pero todo ello es inútil sin la determinación, el compromiso por la supervivencia y auto preservación que son los que generan lo que venimos llamando la actitud, espíritu (Shin). Es este último, o primero, según se mire, principio de este vital Sanshin, el auténtico motor personal en una lucha por nuestra supervivencia. Esta sería la forma Omote de ver este Sanshin.

Pues bien y en palabras del Sensei, hay que matar igual que entrenamos para sobrevivir, hay que matar Shi Gi Tai. Este Sanshin tiene una forma Ura de ser aplicado. Es tan importante entender este Ura como lo es entender el Omote. La dualidad existente en todo cuanto nos rodea y llega evidentemente también hasta este tema. El motivo es obvio, podemos matar la técnica (Tai) de nuestro agresor pero…si su mente (Gi) y su determinación y compromiso adquirido por y para destruirnos es fuerte (Shin) estamos en un serio problema porque mucho me temo que vamos a salir mal parados seguramente. Si conseguimos matar su táctica, su estrategia pero su técnica y su espíritu en forma de determinación por acabar con nuestra vida siguen vivos, vamos a tener un muy serio problema con total seguridad. Es evidente que si matamos su determinación, su compromiso con nuestra muerte aun así con una técnica y tácticas eficientes puede darnos caza y convertirnos en su víctima sin excesivas dificultades. Con todo ello es más que apreciable que debemos matar tanto la técnica (Tai) como la táctica (Gi) como la determinación (Shin) del agresor, sólo así sobreviviremos, sólo así nuestras posibilidades de salir con vida serán reales y numerosas.

Lo más interesante de esta reflexión es que Sensei nunca habla de matar al enemigo, de causar su muerte biológica sino de “matar” su Shin Gi Tai, su determinación, táctica y técnica. Matar a un ser humano por despreciable que este pudiera ser no es ni mucho menos algo tan sencillo moral, ética o legalmente de realizar y por lo tanto este “matar” su Shin Gi Tai nos ofrece una alternativa para sobrevivir pero que nadie se llame a engaño, en el momento de la verdad absoluta, durante el conflicto, durante el enfrentamiento con nuestra vida o la de aquellos que amamos en riesgo letal, matar se vuelve fácil y una opción tan natural como nuestro instinto primario de supervivencia y auto preservación. El Budô de las frases bonitas y de auto ayuda es muy comercial pero no es real. Lamentablemente se vende muy bien, sin duda todos queremos, deseamos un mundo idílico donde los conceptos y filosofías más profundas, bellas y hermosas tengan valor y de alguna manera pudieran regir nuestras vidas. Pero no nos engañemos quienes enseñan así no han recibido una hostia bien dada en su puñetera vida…y así les va a ellos y a sus desafortunados alumnos. Convivir y enseñar a Policías, escoltas, personal de seguridad y con profesiones de alto riesgo me hace ver la realidad que yo mismo he tenido que experimentar en varias ocasiones. La experiencia que nos aportan compañeros instructores tanto en nuestras fronteras como fuera de ellas sobre la violencia y la lucha por la supervivencia son lecciones vitales. No es necesario pertenecer a Bujinkan para tener las ideas claras y una forma de trabajar real y sensata. Visiten el blog, por ejemplo, del Maestro Cecilio Andrade y verán textos muy esclarecedores sobre estas cuestiones. Pero para centrarnos en Bujinkan aquí les dejo una, vamos a decir anécdota, que ilustra bien el tema.

Fotografia propiedad de Dean Rostohar

Fotografia propiedad de Dean Rostohar

Recuerdo como el pasado año durante uno de los momentos álgidos del conflicto de Ucrania, allá por junio, Dean Rostohar se desplazó hasta allí para impartir un seminario como hace desde hace años. A muchos se les pondrían los pelos de punta y buscarían una excusa para cancelar el seminario si ellos tuvieran que acudir hasta allí sólo con ver las noticias todos los días y ver la situación que se estaba y todavía, por desgracia, se sigue viviendo. Pero Dean sabía que sus amigos allí más que nunca podían necesitar los conocimientos que él ha entrenado y puesto a prueba durante tantos años y no se lo pensó dos veces y se presentó a dar el seminario. Un excelente seminario sobre cuchillo y pistola que más que nunca podría ser vital para alguno de los presentes en breve.

Este ejemplo, creo que sirve para ilustrar un poco más claramente que no estamos haciendo un Budô de salón, de fantasía ni un Budô filosófico, sino un Budô de supervivencia, la nuestra y la de todos aquellos a quienes queremos o nos importan. Matar es fácil, es el título de un antiguo post en este mismo blog (recomiendo su lectura) pero antes de llegar hasta ese último extremo o recurso aprendamos bien a matar el Shin Gi Tai de nuestro enemigo…tal vez sea suficiente…ojala lo sea…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s