DEVOLVER AL REMITENTE

En ocasiones cuando entrenamos en el Dôjô hay quien me pregunta por nuestra forma de golpear o patear, preguntas que vienen de alumnos noveles evidentemente. No “ven” como usar las herramientas de que Bujinkan les va dotando para golpear. Evidentemente lo primero que siempre les digo en esos casos es que no lo “ven” porque no están “mirando” en la dirección adecuada. Su planteamiento de base es erróneo. En Bujinkan aprendemos a sobrevivir no a atacar o a pelear como si fuéramos un deporte de contacto. Por lo tanto es lógico que sientas que nuestros recursos con los brazos y piernas a la hora de golpear parezcan “raros”. Tienen que plantearse esos recursos como respuestas defensivas o de auto protección, como contra ataques y formas de neutralizar los ataques de nuestro agresor, nunca como formas ofensivas para causar daño. Entonces comienza a tener mucho sentido y plena eficacia todo nuestro arsenal de recueros.

SOKE Y NAGATOEs entonces cuando surge la pregunta, si realmente nuestra actitud no es ofensiva, agresiva, de ataque, cuando tomamos el papel de Aite, Uke o Teki, ¿cómo podemos lograr ataques reales? Yo siempre les recuerdo que cuando asumimos esos papeles debemos entender que dejamos de ser Tori, y por tanto nuestro objetivo es poner las cosas difíciles a nuestro compañero de entreno, siempre de forma progresiva, acorde con cada “papel” pero siempre buscando poco a poco la mayor sensación de realidad. Cuando trabajamos la tradición es normal ver un tipo de ataques que hoy día no veríamos nunca o casi nunca. Eso está motivado por el cambio de costumbres sociales, vestimenta, calzado, etc.… elementos que modifican nuestro movimiento y lenguaje corporal y con ello nuestra forma de atacar o golpear de forma ofensiva (siempre que hablo de atacar me centro en ataques ilegítimos y violentos realizados sobre una persona). Hoy día las acciones son más directas y simples en gran medida por el cambio social y de vestuario pero también actualmente por la influencia del cine y la TV. Hace 20 o 30 años en una pelea entre dos chicos de 14 o 15 años era muy raro ver destreza o técnica a la hora de liarse a mamporros, pero después de ver “Rocky” o de ver “Operación Dragón” muchos tienden a imitar o copiar lo que ven y a emplearlo en su beneficio. Por eso ahora los ataques incluso en los casos de neófitos (es evidente que estoy hablando siempre de personas sin formación específica en un arte, sistema o método de combate o lucha) es lo suficientemente buena como para poner en un aprieto a más de un confiado en la calle. Ese es el motivo de que una vez trabajada y comprendida la tradición evolucionemos en el entrenamiento hacia formas de ataque o agresión más actuales y cotidianas hoy en día.

Es entonces cuando suele asaltarles la duda sobre, ¿cómo nos comportamos entonces en una situación violenta? Yo les recuerdo que no aprendemos con el objetivo a agredir o atacar a nadie, tal vez por ese motivo no seamos una actividad tan popular como otras, no lo digo porque ninguna se dedique a agredir a nadie pero sí que permiten sus recursos y forma de entrenamiento ser usadas por ciertos individuos como arma de agresión. Les digo que nosotros no buscamos ni provocamos la confrontación, simplemente resolvemos la misma a nuestro favor si aparece. Eso a veces implica ser lo suficientemente listos para emprender la huida sin que nuestro ego sufra por ello o a pelear sucio y de forma poco caballerosa, porque los caballeros y las personas éticas terminan en el hospital generalmente.

Siempre les comento un símil simplón pero evidente. Cuando mandamos una carta, si por algún motivo el cartero no es capaz de encontrar la dirección del destinatario este devuelve la carta a la oficina de correos y esta a su vez la devuelve al remitente con la consigna “desconocido en origen” o cosa análoga. Pues bien, los ataques o agresiones que sufrimos son cartas de las que somos destinatarios y cuyos remitentes son esos individuos violentos. Nuestra misión en Bujinkan es que no encuentren dichas catas al destinatario y tengan que ser devueltas al remitente. Si nos atacan es mejor que esos ataques no lleguen hasta nosotros y si lo hacen que sean neutralizados de la forma más eficiente y sencilla que nos sea posible. Nunca nace de mí el ataque, pero soy quien lo neutraliza o elimina. Siempre digo que en una escalada progresiva en una pelea o agresión antes de nada huir y después huir, pero en caso de no poder hacerlo y dentro del área de “conflicto” detener el avance, ataque, del agresor. “Quemar sus puentes” es decir, neutralizar su capacidad de movimiento (piernas), si no te puedes mover con libertad no serás una autentica amenaza. Neutralizar su capacidad de ataque (piernas y brazos) y su capacidad de respirar o ver ya que si no puedes respirar o ver correctamente no podrás luchar. Si todo eso no es suficiente neutralizar la amenaza y en casos extremos, eliminarla. No somos soldados, somos guerreros, hay una más que evidente diferencia.

SOKE 77Puede que todo lo comentado no guste a algunas personas que hacen de Bujinkan un vehículo para sus negocios, donde la capacidad guerrera no tiene tanta aceptación como la vertiente filosófica o “curativa”, pero como en su día Nagato Dai Shihan o Ishizuka Shihan dijeron “somos budokas no monjes” yo añadiría que tampoco somos terapeutas…. (Aunque yo lo sea y lleve ejerciendo como tal desde 1992). Somos personas comprometidas con nuestra supervivencia, nos queramos llamar guerreros o simplemente seres humanos dispuestos a no morir en manos ajenas. Sin duda la filosofía y los conocimientos terapéuticos son un elemento que nos hacen más fuertes y completos como guerreros y personas pero no son la piedra de Rosetta de nuestro Budô, que nadie se confunda, las palabras bonitas no detienen un cuchillo (aunque tal vez ofusquen la mente del agresor si son las adecuadas….) saber atender una hemorragia arterial puede salvar una vida, la propia sin ir más lejos, pero si evitas llegar al extremo que te ha dejado en esa situación sería mejor, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s