TRADICIÓN (II)

En mi anterior post he hablado de la tradición como un valor esencial, piedra angular de nuestro crecimiento como budokas dentro de Bujinkan. Sin embargo en distintos momentos del texto he comentado que la tradición ha de llevarse a nuestros días. En el siglo XV en Japón la situación política, cultural, social, legal, etc. era muy distinta de la que hay hoy en día. Curiosamente las situaciones genéricas no han cambiado, la mala gente sigue existiendo y perpetrando sus actos de violencia irracional. Por ello la tradición es nuestro eje, nuestra columna vertebral para nuestra supervivencia ante situaciones de peligro o riesgo en la calle. Por ello no podemos olvidarla pero tampoco se puede emplear directamente, en muchas ocasiones, hoy en día.

Soke 44Cuando hablamos de los nuevos escenarios y agresiones, cuando analizamos nuevos comportamientos fruto de la actual sociedad en que vivimos nos percatamos de que debemos convertir esa tradición en algo vigente y eficaz para los tiempos que corren. Tanto para ser útil a policías, escoltas, militares o seguridad privada como a cualquier persona necesitada en un momento dado de sobrevivir a una agresión. Hay nuevos materiales que han facilitado una actualización de las armas muy importante, aunque la esencia es la misma, es evidente que ante un agresor armado con un arcabuz o con una Glok19 las cosas ciertamente cambian, no se puede decir lo contrario. Debemos pues trabajar un camino paralelo a la tradición pero de la mano siempre de ella pues es nuestro referente y fuente de conocimiento más valiosa junto a la experiencia.

El kihon se convierte en ejercicios o Drills, el waza se convierte en escenarios y potenciales posibilidades, los kata se reciclan en bloques temáticos donde recoger de una forma pedagógica y lógica la información y así poder gestionarla de forma racional. El Henka se convierte en un aliado valioso para analizar los distintos ángulos del conflicto y para poder “versionar” las técnicas y tácticas empleadas. El Gaeshi es imprescindible para ver desde los ojos del agresor la escena y poder anticiparse a las posibles respuestas o reacciones del mismo. Ôyô, se vuelve una herramienta para poder aplicar todo lo entrenado y analizado a los waza, henka y gaeshi, ya que las aplicaciones son el paso intermedio para llegar por fin al Shinken Gata. En este caso el shinken pasa a ser Jissen, lucha real para la vida real, como el Sensei lo define en un interesante juego de kanji.

Todo ello nos muestra como el proceso es similar pero con los matices necesarios para adecuarse a las necesidades actuales. Bujinkan es un arte vivo, a diferencia del resto, y por lo tanto evoluciona y se adapta a cada época y a cada coyuntura. Eso nos hace más eficaces que el resto (sin desmerecer de algunos métodos y artes que igualmente han logrado una evolución parecida o una adaptación práctica similar) y nos permite mayores garantías si eso es posible, ya que las garantías nunca existen, de sobrevivir a una agresión o acto violento de cualquier índole. Debemos mirar al futuro siendo plenamente conscientes del pasado, respetándolo y valorándolo como se merece. No hay que sentir miedo de poner a prueba nuestro arte ante los nuevos retos y situaciones que se nos presentan. Simplemente hay que tener cuidado de no desvirtuar la esencia del legado del Sensei.

Bujinkan es una gran autopista con muchos, muchos carriles en todas direcciones. Puedes conducir en una u otra dirección, por el centro, por los lados de la misma, junto a otros vehículos o en solitario, lo único a tener realmente en cuenta es no salirse de la autopista. Aquellos que deciden abandonar la autopista lo pueden hacer de forma correcta, hay vías da salida o de servicio, no hace falta saltarse la mediana o el “quitamiedos”.

Bujinkan está ahí para quienes la quieren usar correctamente, pero no está para quienes ven en ella un vehículo mercantil, una forma de negocio ni para aquellos que buscan partes, pero desprecian el conjunto. Bujinkan merece el respeto debido, si no se lo puedes dar, si crees que es mejor otro camino, perfecto pero no corrompas este camino para hacerlo a la medida de tus aspiraciones personales, egocéntricas o comerciales. El arte ha de adaptarse a ti no tú al arte, pero eso sólo se concibe cuando buscamos aprender, entrenar y utilizar el arte para nuestro crecimiento, evolución y supervivencia, sólo. Respeta la tradición y la tradición te servirá fielmente.

Nota: como un buen amigo me comentó una vez, algunos solemos dejar a veces errores en los textos que escribimos para ver si la gente realmente los lee o no y en todo caso si ven esos errores los comunican y de esa forma contribuyen con su aviso. A veces lo errores son obra del procesador de textos simplemente y otros son errores que un comete porque es humano. Este doble post tenía un error intencionado y otro accidental, gracias a quienes avisaron de uno u otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s