LA VELOCIDAD MATA

Estaba hablando recientemente con mi profesor sobre una técnica que estaba tratando de entender. Me parecía estar teniendo un problema con el juego de piernas y él tenía una respuesta muy simple para mí: “Lo estás haciendo demasiado rápido para poder aprenderlo” Wow, que razón tenía. Estaba tan preocupado por buscar hacerlo rápido que no me estaba dando la oportunidad de disfrutar y aprender. Claro, yo quería hacerlo de la manera en que lo veía, pero no quería tomarme el tiempo para aprenderlo correctamente.

soke 10

La velocidad mata: eso es lo que dice el titulo de este texto. Es evidente que le quita la vida a mi Taijutsu. Cuando vas demasiado rápido, tu cuerpo no tiene ni siquiera tiempo para memorizar lo que los músculos están haciendo. Entrenamos más lento en clase por dos razones principales. Una de las razones es que no queremos hacer daño a nuestros compañeros de entrenamiento. La segunda es que se necesita concentración y paciencia para aprender un movimiento, y eso significa practicarlo lentamente al principio para que el cuerpo aprenda esa nueva idea.

Recuerdo una vez mientras paseaba, recogí un palo. Me sentía tan a gusto con él en mis manos que me dio por darle vueltas como si fuera un hanbô. Eso es debido a que lo he hecho tantas veces que ha llegado a ser algo natural. ¿Nunca te ha agarrado un amigo (por ejemplo, en broma) y de pronto tu cuerpo ha comenzado a moverse como en una técnica de forma tan natural que has tenido que parar? Todos tenemos el entrenamiento para esa sensación familiar de dejar que el cuerpo reaccione de una forma natural de una forma adecuada ante una situación. Lo difícil es dejar que el cuerpo realmente aprenda el movimiento para que se sienta natural.

Estaba viendo a dos buenos amigos entrenar en la clase la otra noche. Estaban casi matándose el uno al otro y destruyendo el Dôjô, no tenían idea de lo que estaban haciendo. Sin ganas de ofender, eso se ve más claro cuando miras desde fuera. Después rebajaron su intensidad y se divirtieron, y al final se dieron cuenta. Tómate tu tiempo para aprender el movimiento, y entonces es posible avanzar más rápido a medida que aprendes. ¿Recuerdas esos primeros días de entrenamiento? torpes, incómodos… Ahora ya te sientes más natural, es mucho más fácil parar en cualquier fase o momento en el movimiento, por lo que incluso si vas rápido, tienes el control. Date la oportunidad de aprender realmente el movimiento. Recuerda lo que siempre se ha enseñado: la velocidad mata.

Por: Glenn Catania

Nota: Este es un texto que mi alumno Benjamín Dugnol seleccionó para su traducción, en la que colaboró revisando algunas expresiones coloquiales, en gran medida porque el concepto de “la velocidad mata” es algo que he machacado hasta la saciedad en mi Dôjô a todos mis alumnos y estudiantes. Tanto Benjamín como yo, tenemos claro este concepto, idea o principio y ha sido refrescante ver que no somos los únicos que pensamos así por los motivos expresados en el texto de Glenn así como por otros varios. Espero que sea de vuestro interés.

Anuncios

2 pensamientos en “LA VELOCIDAD MATA

  1. Es cierto, la velocidad mata, pero en el sentido que me estoy dirigiendo hacia un punto contrario de lo que es mi verdad, “la tranquilidad”. Pero es bueno aclarar en este texto que, el cuerpo no aprende nada, el cuerpo es tan solo un instrumento, un vehículo, la mente es la que aprende, y solo la mente es la que comunica. Teniendo esto como base se reconoce que eso que se llama inconsciente o decisiones inconscientes, como el ejemplo de haber tomado el palo y haberlo manipulado como un “hanbô” es tan solo una decisión que se toma tan rápido que no me doy cuenta de ello, luego de haber sumergido mi cuerpo a una practica constante o a una rutina.
    Domo arigato gozaimasu.

    • La velocidad mata. Eso no tiene discusión. Si te precipitas no puedes tomar decisiones coherentes y dejas que tu cerebro reptiliano, instintivo, emerja y actué en consecuencia y ese cerebro sólo tiene dos posiciones lucha o huye por ello la precipitación (velocidad) mata. Esa precipitación nos lleva a cometer errores y esos errores nos llevan a la muerte. En todo conflicto hay tres fases y al menos dos de nuestros 3 “cerebros” básicos están en estado “on”. Agradezco su comentario pero creo que enfocó mal la lectura del mismo, aun así su comentario seguramente mostrará a otros la múltiples interpretaciones que del mismo se pueden hacer. Un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s