“EL SÔKE DIJO” O “EL SÔKE QUISO O HA QUERIDO DECIR…”

No será la primera ni la última vez que un comentario en Facebook genere un post en mi blog a modo de reflexión publica. Digo pública porque no todo el mundo, aunque parezca mentira, se mueve por las redes sociales y en ocasiones al no estar en los mismos grupos de amistades no tienen oportunidad de acceder a ciertas opiniones o comentarios. En este caso es un comentario de mi amigo Kim (Buyu, compañero, hermano y Shihan) el que me ha parecido interesante, y decía así:

“Ya sé que los que tenéis algún blog, pensáis que necesitáis ofrecernos contenidos continuamente……. Mi opinión es, ¿por qué continuamente hay quien se empeña en interpretar lo que quiere decir Sensei……..? ¿No sería mejor preguntárselo directamente? Os dejo un sabio consejo antes de publicar cualquier cosa:

El joven discípulo de un filósofo sabio llega a casa de este y le dice: – Oye maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia………….. ¡Espera! -lo interrumpe el filósofo- ¿ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme? -¿Las tres rejas? Si. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto? -No. Lo oí comentar a unos vecinos. Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien? -No, en realidad no. Al contrario…………
¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta? -A decir verdad, no. Entonces –dijo el sabio sonriendo- Si no es verdad, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido”.

Por mi parte pienso que la “polémica” entre los conceptos de “El Sôke dijo” y “el Sôke quiso o ha querido decir….” ya la he comentado extensamente en mi blog a nivel puramente personal. Para mí hay una verdad y esa viene del Sensei, y si alguien me la transmite integra y sin adulterar es fabuloso, pues no tengo medios para viajar a Japón 1, 2, 3 o 4 veces al año. Si lo que me transmite es su interpretación siempre hago lo mismo, escucho con educación y sigo mi camino, ya que el Sôke no necesita de interpretes (salvo por temas de idioma). Si dan su opinión sobre lo que Sensei dice, escucho con respeto y procuro sacar algo en limpio de todo ello, pero si me dan su opinión sobre “lo que quiso decir….” entonces escucho con educación y sigo mi camino, porque de nuevo el Sôke habla lo suficientemente claro para no necesitar de intérpretes. En cuanto a los textos que se publican en mi blog en concreto y de los que no soy autor, suelo decidir publicar textos de personas que considero solventes dentro de Bujinkan, eso no quiere decir que me guste o que esté totalmente conforme con todo lo que en ellos se dice pero sí creo que es interesante hacerlos públicos en la medida de lo posible para que como ahora si es necesario se suscite un intercambio de opiniones, constructivo eso si, de los otros ya estamos servidos por para de cierta gente…. Nadie tiene la verdad absoluta en nuestro Budô, salvo el Sensei, pero seamos realistas estamos muy lejos físicamente de él (en el corazón creo firmemente que muchos estamos más cerca que si viviéramos en Japón) y no digo nada ya a nivel técnico o filosófico, no hay nadie que se le acerque ni de lejos en occidente y en Japón diría que ídem de ídem, incluso los que allí viven están cada uno en su propio “mundo” así que aquí…. la cosa es evidente. Ahora, siempre que alguien que trabaje con seriedad y tenga oportunidad de viajar a Japón y sobre todo que esté dispuesto a compartir lo que sabe sin que eso termine de estrangular las economías de la gente, contará con mi más sincero interés (me caiga mejor o peor a nivel personal, eso es otro tema….). Estoy con Kim respecto al consejo, que por desgracia no se aplica casi nunca, pero somos humanos y por lo tanto débiles nos puede el “cotilleo” bienintencionado o malintencionado pero nos puede. Somos adictos a prejuzgar, descalificar y a infravalorar todo y a todos, salvo a nosotros mismos y a nuestro “grupo” porque lamentablemente esos “grupos” existen y se empeñe quien se empeñe están ahí y el control sobre los mismos se hace notar. Por si todavía alguien lo duda sólo por poner un ejemplo, recibo mail y mensajes privados de personas que públicamente no se atreven a hacerme comentarios de apoyo o felicitación de ningún tipo por “miedo” a sus “superiores”, eso es una realidad. Como lo es que la historia que Kim comparte con nosotros se puede aplicar a los textos que se publican en los blog pero creo que sería más importante y necesario aplicarlo a lo que decimos y sobre todo a lo que hacemos, a nuestros actos y no sólo a lo que publicamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s