HENKA: TRANSICIÓN = CAMBIO + EVOLUCIÓN

Leyendo un interesante texto de mi amigo y compañero Juan Pedro Fornés que os recomiendo leer en su blog: http://budobuta.wordpress.com/2013/05/07/henka/ Dicho texto comienza con esta frase: “Sensei siempre hace alusión al constante cambio, no evoluciones, no te especialices… cambia!!!”. Sin duda estoy de acuerdo con el artículo de Juan Pedro pero al leer “no evoluciones….” Reconozco me “chirrió” un poco la frase. Para mi henka es sinónimo de cambio como bien dice esa frase introductoria…cambia!!! Pero el cambio está irremediablemente único a la evolución o a la involución. Cambias para mejor o para peor. Para mi henka es cambio pero sobre todo es movimiento, no quedarse estancado en aquello que ya sabes o crees saber sino  que debes moverte en busca del conocimiento, cuestionarte las cosas y hacer infinidad de preguntas. Dice un dicho popular “sólo los tontos o los soberbios no preguntan” y yo suelo preguntar mucho, muchísimo. Creo que cuando cambias, cuando aprendes, cuando llegas a una comprensión real de las cosas el siguiente paso natural te lleva a evolucionar ya sea dentro del Budô o en la vida en general.

Henka como indicaba Arnaud https://bujinkanasturias.wordpress.com/2013/03/16/henka-extranamente-poetico/ se puede traducir como “transición” y ciertamente me gusta esa definición. La transición de una forma a otros niveles de entrenamiento, comprensión y utilización es una vía para el cambio y la evolución. No podemos seguir realizando mas formas de los Ryûha una y otra vez sin cambiar y sobre todo sin evolucionar. Hacerlas al principio, fieles al máximo a su forma y esencia, es nuestra manera de contribuir a su preservación para las nuevas generaciones de practicantes. Sin embargo además debemos hacer “algo mas” con ese legado que el Sensei nos está dando cada día. Evolucionar y cambiar, no estancarse y seguir adelante. Manteniendo presente siempre de dónde venimos, siendo conscientes de donde estas y oteando nuestro horizonte y decidiendo a donde queremos llegar.

Por todo ello, creo firmemente en que todo este caudal de conocimientos que estamos heredando en vivo, día a día, ha de servir a las personas de todas las formas posibles. Eso implica adaptación, evolución, cambio, sin pervertir las bases, los fundamentos, el legado pero siendo conscientes del momento actual y de sus necesidades. Ya sea llevando estas enseñanzas a los cuerpos de seguridad públicos o privados, a militares, profesionales de alto riesgo así como a colectivos necesitados de esta sabiduría para sobrevivir. Enseñamos en nuestros Dôjô tradición y también evolución, enseñamos a cambiar según las necesidades adaptándonos a las nuevas circunstancias. De esa forma lo veo y de esa forma lo enseño.

Gracias a Juan Pedro por matizar en su texto algunos putos esenciales pero muchas veces pasados por alto y gracias a Arnaud por desde un sentimiento de erudición, de comprensión más amplio posiblemente que el mío, nos ofrece altruistamente nuevos enfoques para ese cambio, para esa evolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s