TSURUGI: UN SÍMBOLO DE VIDA

Una persona que estaba en posesión legítima de esta arma era de condición noble, aristocrática o real.

No es un arma de clase baja, ni clase media. Esta arma era un símbolo de los dioses, del mito del nacimiento mismo de Japón. Es importante encontrar las formas de usarla no simplemente para luchar. Es una expresión directa del arte y de la técnica en la vida. Esta arma fue esencialmente parte de la nobleza. Luego vino el Bushi y samurai. El Tsurugi fue una influencia directa de China, sin embargo, con el desarrollo de un estilo propio en la cultura, el gobierno, la sociedad y la jerarquía japonesa establecido por el Príncipe Shotoku en el periodo Asuka, podemos ver el comienzo de los cambios y la evolución de las armas, etc. Ej.: Tachi .

Con el fin de desarrollar una mayor “sensación” de la probable manera de usar el Tsurugi, tenemos que fomentar el estudio de la historia antigua y la cultura junto con nuestro entrenamiento general en Taijutsu. Y, de hecho, al hacerlo, estamos aprendiendo a ser “Guerreros eruditos”, estudiando tanto los conocimientos bélicos así como la literatura o la historia con la misma determinación. La nobleza de antaño eran también expertos guerreros. Eran reverenciados por su educación, habilidades y entendimiento de la humanidad (Shin Gi Tai). ¿No es este el sentido que las enseñanzas del Sôke nos muestran? Estamos estudiando para ser Tatsujin. Este equilibrio es vital.

Con fuertes raíces en la China continental, la ropa inicial de la realeza en Japón parece haber sido influenciada por ellos tendiendo a parecerse mucho. También se puede apreciar que la forma original de usar el ken o tsurugi se basa en el movimiento marcial chino. Sin embargo, debemos tener una mente abierta con el desarrollo de la cultura japonesa y el uso de esta arma y con sus avances y cambios, Sôke ha mencionado que no hay documentos escritos para esta arma. Es muy probable que “si” cualquier cosa fue escrita, lo fue en materiales naturales de la época que se han degradado fácilmente y por lo tanto lamentablemente no se han conservado estas pruebas de la historia hasta nuestros días. Se ha dicho también que como la base de la lucha con el ken es el Taijutsu, es importante tener en cuenta que el modo de usarlo variaba de acuerdo con la persona y sus capacidades naturales o su entrenamiento. Al decir esto, y sabiendo que esta arma fue llevada por la nobleza, entonces podemos investigar la ropa usada por estas personas, el entorno en el que vivían, aprender sobre la etiqueta y ante todo, sobre el carácter y el comportamiento de este grupo de la clase alta de la aristocracia.

El Tsurugi era una herramienta o un símbolo de la jerarquía. No era un arma para el samurai de clase baja o el soldado normal. La clase alta estaba formada por personas que a menudo se consideran descendientes directos de los dioses y eran venerados como tales por el pueblo llano. Como tales, estaban vestidos elaboradamente para que se vieran más grandes e imponentes de lo que eran y casi “como Dioses”. Como la mayoría de las personas nacían nobles o se casaron con nobles, fueron también concienzudamente educados en las refinadas artes de la nobleza para distinguirse del resto de la gente en todo momento, ya sea al comer, al hablar o al dar un paseo. La etiqueta y protocolo es equiparable a la educación y esto generaba confianza y orgullo. Las personas de la nobleza caminaban y se sentaban con orgullo y confianza, tales formas emanaban en todo gesto o acto que realizaban. Desarrollaron un nivel de control personal que era mucho más alto y más definido en palabra y obra. Esto en sí mismo crea distancia y desarrolló un temor mayor en aquellos que estaban a su servicio o bajo su protección. A continuación intenta observar o imaginar la forma en que se podrían haber movido. A menudo, la ropa, especialmente alrededor de la cintura, era un gran apoyo y muy restrictiva.

Si alguien ha tenido la oportunidad de vestir formalmente con kimono y hakama, puede apreciar que no hay forma de que puedas retroceder o ir hacia atrás, incluso si esa es tu intención. La forma de girar es también única. El giro debe ser con todo el cuerpo, pues las caderas están restringidas, limitadas en movimiento. La torsión del torso es muy difícil y por lo tanto la manera de usar las piernas para moverse es de vital importancia. Podemos mirar nuestro entrenamiento en Taijutsu para buscar las respuestas. Estamos preparados para mover el cuerpo mediante un correcto juego de pies. El juego de piernas es lo más importante. Y, como el Sôke dijo una vez, “sólo cuando se aprende a caminar, naturalmente, puedes entender el Taijutsu”.

Cuando la gente escucha estas palabras del Sôke, por lo general, sólo se concentran en las piernas y olvidan el resto del cuerpo. Esto es un error. Todo el cuerpo está siempre en movimiento utilizando la Godai no Kata: Chi, Sui, Ka, Fu, Kû. Estos movimientos no sólo son la base del Budô, sino del movimiento natural de todo ser humano. No te limites a considerar estos movimientos como “marciales”. Cuando más se estudian las enseñanzas mejor se aprenden correctamente e introducen en tu  “columna vertebral”, logrando sentir de forma natural el Sanshin en todo lo que haces. Por lo tanto, con una alerta constante (zanshin), pero manteniendo un estado mental relajado (mushin) se puede entrenar para apreciar cada paso o el swing del brazo es un potente bloqueo, patear, golpear, empujar con un arma, lanzar un shuriken y así sucesivamente. El cuerpo y las armas se convierten en uno (ken tai ichi jo).

Esta es la comprensión del Budô Taijutsu Happô Biken. Pero, como Nagato Sensei ha dicho, hay que entrenar correctamente. Si no lo haces, estos secretos no se darán a conocer a través del entrenamiento físico. Quienes no se formulas las suficientes preguntas son a menudo las personas menos entienden. Pienso que la única manera para entender o comprender viene a través del pensamiento, del razonamiento o por medio del aprendizaje académico. Pero, el Budô no es un tema meramente académico o intelectual. La única manera de aprender es con todo el cuerpo. Y como todo, si deseas dominar un arte, tienes que practicar de por vida y estar preparado para las dificultades y confusión en cuanto pises por un camino menos transitado.

El entorno en el que los príncipes y princesas vivían también hay que considerarlo en cuanto a la forma en que se maneja el tsurugi. Hay un dicho, “no hay peleas para los ricos.”

Si iban a pelear, sus oponentes eran probablemente la de clase baja y con escasa habilidad. En la época en que vivieron, gracias a la superstición y el temor es posible que  generalmente en los pueblos vieran a la nobleza como descendientes de los dioses, como gigantes. Vivían en barrios de gran tamaño y llevaban ropa que les hacía parecer más grandes que el más grande de los hombres mientras manejaban armas que sólo los dioses se sabían que tenían.

Debido a esta impresión en la mente de sus enemigos, les tuvieron literalmente lavado el cerebro. Y, con la nobleza sabiendo esto, tomaban ventaja de todo ello, desarrollando por sí mismos una mayor capacidad, convicción y confianza que les hizo aún más grandes y más difíciles o inaccesibles impidiendo que la gente se les acercarse demasiado.

En Budô, Kyojutsu Tenkan Hô es lo más importante. No se trata de velocidad, potencia o habilidad. Se trata de conocer cómo manipular el entorno para sobrevivir. Esto no es sólo en las artes marciales, también en los deportes, los negocios y en la vida en general en la sociedad. De hecho, el arte de kyojutsu es parte de la naturaleza humana y de los animales desde la concepción de la vida. Es la base de la vida en muchos aspectos.

El test para 5ºDan es mucho más que un acto de kyojutsu. El 4 º Dan se sienta delante del 15ºdan, este emite sakki, intención de matar. Sin embargo, esto en realidad es una advertencia. El 15º Dan advierte el 4º Dan del peligro inminente y le da  la oportunidad de evitarlo y sobrevivir. ¿No es esto un acto de compasión? El 15º Dan en realidad no quiere matar al estudiante. Pero, por la demostración de la intención asesina y su canalización, él / ella está enseñando al 4º Dan (ya sí mismo) sobre la dualidad de la vida y que el kyojutsu existe para el bien, con el objetivo de mantener la paz y la vida. Por lo tanto, es evidente que se puede llegar a entender el dicho “ser cruel para ser amable.” Esta prueba nos lleva de nuevo a nuestra humanidad y a la base de la supervivencia. Es una prueba y experiencia de aprendizaje para todas las personas involucradas. Es una lección acerca de la conexión entre  la vida y la muerte, el bien y el mal, la verdad y la mentira, etc. Estamos aprendiendo sobre las dualidades de la vida y la forma en que ambas son dependientes la una de la otra en el sentido de evolución y destrucción. Esto también es una lección que debemos aprender del Tsurugi y su filo doble, dualidad. El estudio del Tsurugi es el estudio de la vida.

Tomando todos estos factores en cuenta, podemos ver en conjunto o con perspectiva a los antiguos nobles de Japón y la manera de abordar el conflicto con esta arma.

De pie y con confianza, con kimonos con  grandes mangas y hakama que fluyen, la manera de desplazarse también los hizo parecer que se deslizaban por el suelo como fantasmas o dioses caminando en el aire. Utilizaron el  tsurugi naturalmente con una calma y una forma de compasión y misericordia que sólo un dios o una persona de clase alta podía mostrar. Moverse libremente con la bata del kimono para ocultar sus movimientos y el Tsurugi, la espada, se movía mientras se movían, como el viento, perforando y cortando el mal que estaba frente a ellos. Hay que ver y escuchar al Sôke. Él no está enseñando el Tsurugi como un arma para luchar. Él está enseñando esto como un arma para vivir. Sosteniendo el arma con un recto, firme corazón puede ser suficiente para evitar un inminente ataque. Ponte de pie y orgulloso con la confianza relajada de un noble, un príncipe o una princesa, mira con compasión a aquellos que han entendido mal la libertad que se les ha dado. Muévete hacia tu adversario con misericordia, colocando el tsurugi en posiciones estratégicas para no sólo mantener la vida de forma natural, sino también para matar. Esto es Juppô Sesshô.

No trates de moverte como un artista marcial. Muévete como si fueras una persona noble, libre de ego, pero sabiendo tu papel y propósito. Camina en tu defensa, tal y como lo harías al caminar con confianza por la calle. No seas combativo y sucumbas al propio deseo en vez de eso controla tu espacio y muévete como uno solo con el Tsurugi (ken tai ichi jo). Sólo después de que se ha alcanzado Shin Gi Tai Ichi la espada puede utilizarse para conservar o arrebatar la vida. Esta es la dualidad del ken. Este es el doble filo. Además, cuanto más utilices el tsurugi con el deseo de luchar, el doble filo mas se convertirá en tu enemigo. A medida que pierdes tu equilibrio y consciencia de ti mismo, te olvidas del peligro de utilizar el doble filo y te conviertes en una víctima de tu propia arma.

El deseo de luchar, naturalmente, va a cambiar tu movimiento. Te  moverás de manera marcial (clase baja), no como una persona de la nobleza. Entrarás en Kamae (posiciones, actitudes) profundas, rígidas, y manejaras un arma blanca o un bastón con determinación y compromiso. Te habrás convertido en un simple luchador y estarás al mismo nivel que la persona que se presenta como adversario ante ti. No entrenes como un samurái de clase baja. Entrena como un honrado y activo miembro de la sociedad en defensa de la justicia natural.

Sólo observa y aprende del Sôke. Mira cómo se mueve.
Tu movimiento te mostrará tu capacidad y comprensión de las enseñanzas del Sôke. Muévete como una persona de clase alta. No luches. Sin embargo, debe sobrevivir. Muévete con un corazón justo y con una actitud de protección o de protector de lo que es justo. No recurras a movimientos innecesarios el espíritu no se mueve de esa manera.

Sôke ha dicho que este entrenamiento es Mutô Dori. No es un trabajo de espada. Aquellos que están centrados en cortar no están entendiendo su entrenamiento, sus enseñanzas. El cuerpo y la espada se mueven juntos. La espada desaparece con el cuerpo y sólo aparece cuando es necesario. El Tsurugi se utiliza con la sensación de un “escudo”. Es el símbolo de la paz. Muéstraselo a tu adversario y reza por él. Mutô Dori se ha dicho que es el más alto nivel del Budô. También estamos estudiando la incorporación de un arma a nuestro Taijutsu que fue realizada sólo por personas del más alto nivel. Si haces esa conexión, entonces tal vez eso te ayudará a desarrollar el sentimiento adecuado para el entrenamiento con el Tsurugi. Como siempre, las palabras del Sôke son para 15ºDan. Por favor, lee esta nota con eso en mente.

Gracias.

Bufu Ikkan

Por Duncan Stewart

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s