8 SIGNOS DE PELIGRO

La consciencia es un término que se escucha mucho en los círculos de la defensa personal. Considerada en términos simples podríamos decir la consciencia es una aptitud mental que nos permite estar totalmente receptivos a lo que está sucediendo a nuestro  alrededor, es la mejor manera de detectar y evitar el peligro antes de que suceda.

Aunque todos sabemos que debemos ser conscientes, por desgracia, muy pocos programas de defensa personal tratan o entrenan específicamente el tema o te mentalizan de que debes tenerlo en cuenta. Estas señales de peligro, a menudo conocidas como indicadores anteriores al incidente (indicadores pre-conflicto), son acciones específicas que los criminales y otros individuos violentos llevarán a cabo en los momentos inmediatamente previos a un ataque. Saber lo que son y como son, es una de las más importantes habilidades en defensa personal que se puede tener. Incluso si no eres capaz de evitar el problema completamente, siendo consciente de estos indicadores maximizaras sus opciones en una situación crítica y te facilitará más tiempo para preparar y ejecutar tu defensa.

Naturaleza humana

Atacar violentamente a otra persona sin previo aviso, para la mayoría, es un acto antinatural. Eso no significa que la gente no sea capaz de hacerlo o que algunos no lo hagan con bastante regularidad. Lo que significa es que tal acto está fuera del ámbito normal del comportamiento humano. Las personas que tienen la intención de actuar de forma violenta (un acto claramente anormal) suelen compensarlo con un exceso en sus intentos de parecer normales antes de una agresión. Ellos también hacen cosas para garantizar su propio éxito, que son obvias si sabes qué buscar. Lo que sigue a continuación son algunos de los indicadores más comunes pre-conflicto y consejos sobre cómo reconocerlos más fácilmente.

1) Cerrando la Distancia

En la sociedad occidental, nos esforzamos por mantener una distancia cómoda, especialmente si no hay mucha gente alrededor. Por ejemplo, si estás en un andén del metro lleno de bancos vacíos y sólo hay una persona a la vista, no sería natural para esa persona, un desconocido, tratar de sentarse a tu lado o viceversa. Aun cuando su intención sea hablar con contigo, él normalmente lo hará desde una distancia prudente, educada, social.

Un agresor, sin embargo, quiere estar cerca de ti porque los ataques lanzados desde corta distancia te dan menos tiempo para reaccionar. Esto se puede hacer simplemente caminando hasta sentarse junto a ti o a través de medios más sutiles conocidos como pruebas de límite.

2) Prueba de límite

La mayoría de los criminales evalúan a sus víctimas antes de tomar la decisión de atacar. Una de las maneras más comunes de hacerlo es interactuar con el objetivo potencial con algún tipo de pregunta para poner a prueba los límites de la persona y su sensibilización, su estado de alerta. Un ejemplo clásico de esto es pedir algo como la hora, cambio para la máquina de bebidas y así sucesivamente. Si tu respuesta es mirar hacia abajo, a tu reloj o meter tu mano en el bolsillo al mismo tiempo que un extraño se aproxima cerca de ti, estás bajando la guardia y estas permitiendo que tus “fronteras” sean violadas. No permitas que eso te suceda, mantén siempre que te sea posible una distancia social segura.

3) movimiento coordinado

Otra posible causa de preocupación es alguien que intenta coordinar sus movimientos con los tuyos. Por ejemplo, si estás caminando por un parque y una persona sentada de repente se levanta, intentando caminar de forma paralela a ti o camina en un rumbo convergente, eso es sospechoso. Si dos personas comienzan a moverse de forma simultánea o parecen estar coordinando sus movimientos para atraparte entre ellos, eso es un aún más peligroso. Hay que mantenerse atento a las reacciones “naturales” de otras personas a tu presencia y estar preparado para cambiar la dinámica de la situación para mantenerse a salvo.

4) Manos Ocultas

Cuando las personas caminan naturalmente, suelen balancear los brazos en mayor o menor medida y las manos están abiertas. Una persona que oculta un arma, sin embargo, puede moverse de manera muy diferente. Si el arma se oculta detrás de la pierna o la espalda, el brazo no se moverá naturalmente a medida que camina. Si es un arma pequeña como un cuchillo que está oculto en la mano, los dedos no estarán, naturalmente, extendidos o el pulgar puede no ser visible.

Del mismo modo, una persona que se prepara para atacar con un golpe inconscientemente puede apretar los puños antes de empezar su ataque. Si no ves los dedos extendidos de forma natural y un swing de brazos normal, mantente atento.

Manos ocultas también puede significar que las manos se escondan en los bolsillos. Una persona que se acerque con las manos en los bolsillos del pantalón o de una chaqueta puede estar preparándose para extraer y atacar con un arma oculta. Gritar la frase: “¡Muéstreme sus manos!” a tu atacante y desde una distancia segura reactiva puede ser un elemento disuasorio. También debes ser consciente de las personas que llevan abiertamente objetos ordinarios en sus manos que podrían ser utilizados como armas improvisadas, especialmente cosas como botellas.

5) Aseándose

Uno de los indicadores más reveladores pre-conflicto es lo que se conoce como el aseo. La gente que no pretenden nada bueno se esfuerzan por tener un aspecto “natural” para evitar asustar a sus víctimas. Acciones casuales de aseo personal como retocar el cabello con los dedos, rascarse o limpiarse la cara, o cualquier otro gesto inconsciente de aseo adquiere un aspecto muy artificial y antinatural cuando se hace conscientemente. En términos simples, si ves a alguien tratando de esmerarse excesivamente para lograr un aspecto natural, no es natural y es signo de peligro potencial. Este tipo de comportamiento muy a menudo precede a ataques criminales violentos, pero también puede señalar el hecho de que un altercado verbal está a punto de convertirse en físico.

6) Miradas furtivas

Los criminales no quieren quedar atrapados, así que son siempre cautelosos en el tema de los testigos. Si un delincuente selecciona a alguien como potencial objetivo, una de las últimas cosas que frecuentemente hará justo antes de atacar es mirar alrededor para evaluar los testigos potenciales. Una vez más, la acción natural de mirar a tu alrededor parece mucho más sospechosa cuando se hace a propósito. Cuando se hace en combinación con otros indicadores anteriores al incidente, es aún más notable. Por ejemplo, si estás caminando cerca de una persona sentada en un banco y de repente se levanta, se acerca a ti y empieza a escanear el área mientras se acerca, las campanas de alarma deberían empezar a sonar en tu cabeza.

Tales miradas también pueden estar en la forma de los movimientos oculares poco naturales. Los individuos normales cuando escuchan un ruido o ven algo por el rabillo del ojo, de forma natural vuelven la cabeza para mirar a la fuente del estímulo. Una persona con mala intención, sin embargo, a menudo trata de mantener su cabeza “naturalmente” orientada en una dirección mientras mira a los lados para evaluar los testigos o para ver si su víctima está prestando atención. Este tipo de movimiento de los ojos* no es natural y por lo general es un indicador de que la persona no trama nada bueno.

7) Mirando al objetivo

Antes del asalto, los atacantes violentos suelen calcular sus opciones, seleccionan el objetivo específico que planean agredir y visualmente se centran en él. Si alguien de repente se fija en la barbilla, el estómago o alguna otra parte de tu cuerpo, no es probable que esté admirando tu anatomía**. El objetivo mirado también puede involucrar a tus pertenencias personales, los objetivos potenciales de un robo con violencia. Si observas a alguien mirando tus joyas, tu reloj, tu PC portátil o alguna otra posesión de alto valor mantente alerta y prepárate para actuar.

8) Cambio de Peso

Una forma muy preocupante de crimen violento que se ha popularizado en los últimos años es el juego de octavos de final***. En este juego brutal, el objetivo es eliminar a una víctima inocente en público con un solo puñetazo. Este enfoque también es común entre los ladrones, que se acercan a sus víctimas y, sin previo aviso, son golpeados con un golpe salvaje antes de robar sus objetos de valor.

Para la mayoría de las personas, recibir un golpe tan violento es el final. Típicamente este golpe se realiza con un cambio de peso a la pierna atrasada mientras se flexiona para crear la potencia necesaria mediante la rotación del cuerpo y mediante la combinación la transferencia o cambio del peso corporal y la rotación generar la suficiente potencia. En muchos casos, el hombro posterior se encogerá y el atacante mirará hacia otro lado antes de girarse hacia su víctima. El cambio de peso a menudo acompaña o va combinado con otros indicadores como el objetivo mirando, observar a los testigos y las acciones de aseo. Por obvio que estas acciones pueden parecer, la mayoría de la gente no puede creer que podría sucederles a ellos y por lo tanto no hacen nada para reaccionar.

La consciencia situacional es sin duda la más poderosa herramienta de protección personal en tu arsenal, ya que te permite reconocer e identificar las amenazas potenciales antes de que se agraven. Cuando percibes que algo malo puede estar sucediendo, más opciones tienes de poder  hacer algo al respecto. Sin embargo, la verdadera consciencia es algo más que mirar: es saber exactamente qué buscar.

*El autor del texto hace referencia en este punto al “gato Felix” en relación a un personaje de dibujos animados que tiene un reloj como objeto comercial para los niños,  con su rostro o su figura completa y cuyos ojos se mueven a modo de péndulo, generando una curiosa mirada.

** En ocasiones esto es difícil de evaluar cuando se trata de mujeres y van vestidas de formas que realzan su figura de forma evidente. Aun así tampoco esto es patrimonio exclusivo de la mujer, pero porcentualmente es más notorio en el caso de mujeres.

*** Esta expresión traducida literalmente del inglés hace referencia a un tipo de “juego” violento consistente en golpear salvajemente a una persona con un solo golpe que logre dejar inconsciente a receptor del ataque. En YouTube existen centenares de videos al respecto grabados con cámaras de seguridad pero sobre todo con las cámaras de los teléfonos móviles. Es una “moda” importada de EE.UU pero que no tiene claras sus raíces pues se están dando casi simultáneamente en distintos países del mundo.

Texto extraído y adaptado al castellano de la web: personal defense world, el autor del texto original de referencia es Michael Janich. Se ha omitido la parte publicitaria del mismo, donde se hace mención a centros y profesionales que enseñan esta metodología en EE.UU por ser innecesaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s