¿JYANEN O JIAN NEN?

El signo astrológico asiático para el año 2013 es la serpiente (la serpiente de color negro o serpiente de agua). Se llama Jyanen (año de la serpiente) en japonés y el nuevo año acaba de comenzar hace unos días. Unas semanas antes, el Sensei hizo público el tema para el año que es la espada china, . La espada china (“jian” en chino, ) se llama Ken () en Japón.

Después de haber seguido las enseñanzas de Sensei desde hace muchos años estoy acostumbrado a su interesante forma de intercambiar kanji y su capacidad de crear significados profundos en una frase aparentemente superficial o en un aforismo. La belleza de la lengua japonesa es que uno (a menudo él) puede jugar sin parar con los sonidos y decir cosas diferentes usando los mismos sonidos. Como todos saben, Hatsumi Sensei es muy aficionado a los juegos de palabras y kanji intercambiables.

Si seguimos su razonamiento, o al menos su “mente malvada” (otra janen 邪念)  podemos decir que en la medida en que Ken se llama Jian en China, tal vez deberíamos entender el año de la serpiente 蛇年 (jyanen) como también el año de la espada china (Jian nen).

Hasta el verano pasado Sensei había estado comentando que en 2013 estudiaríamos yari pero ¡estamos estudiando espada china! Entonces, ¿qué pasó? Aquí sólo podemos especular. Durante el pasado Dkms Sensei compró una pintura rara de Amateratsu en su cueva (ver un post sobre el tema escrito anteriormente y publicado en este blog) que expuso durante el entrenamiento. Tal vez esto es lo que lo motivase para cambiar el tema del año y pasar al estudio del Ken chino.

Jyanen (año de la serpiente) suena como jiannen (año de la Jian). ¿Pero sabes que hay una conexión entre el Jian / Ken y Amateratsu no Kami la diosa del sol del Kojiki (mitología japonesa)?

Recordatorio sobre el Kojiki: Debido a su hermano Susano, Amateratsu, la diosa del sol, decidió no salir nunca más de su cueva. Consecuencia: no hay más sol en la tierra. Todos los dioses se reunieron y decidieron organizar bailes y música para complacer a la diosa. Finalmente lograron que Amateratsu volviera a salir, es por eso que cada mañana el sol se levanta y da luz a la humanidad.

Así, poco después del incidente de la cueva, Susano fue a luchar contra una hidra de ocho cabezas. Al igual que nuestro Hércules de la mitología griega, fue una empresa difícil pero finalmente mató al monstruo. Después de su victoria Susano encontró una espada (la famosa “Kusanagi no Tsurugi”) dentro de la cola de la hidra. Susano decidió dársela a Amateratsu y resolver su disputa sobre el incidente de la cueva. Por ello, estos dos hechos están vinculados históricamente, o al menos en la mitología japonesa. Pero esto no es todo.

Amateratsu era la abuela de Ninigi no Mikoto, el primer emperador de Japón y le dio este Ken, el espejo y la joya (los tres símbolos del emperador japonés) para mostrar a todos que tenía el apoyo de los dioses. Este es el origen del poder imperial, y la prueba de la relación del emperador con los dioses.

Como nota al margen, Wikipedia explica que “la Regalía Imperial de Japón (三種 神器 Sanshu no Jingi / Mikusa no Kandakara), también conocido como los Tres tesoros sagrados de Japón, consisten en la espada Kusanagi (草薙劍 Kusanagi no Tsurugi), el espejo Yata no Kagami (八咫鏡), y la joya Yasakani no Magatama (八尺瓊曲玉). Estos símbolos representan las tres virtudes principales: Valor (la espada), la sabiduría (el espejo) y la benevolencia (la joya)”

Cuando Amateratsu dio la espada Kusanagi al emperador le dijo que era para ahuyentar a los demonios y restaurar la paz y la unidad. Esta transmisión de energía de la diosa del sol al primer emperador es bastante similar a la transmisión dada a Hatsumi Sensei por el difunto Maestro Takamatsu. En un makimono este año en un lado del Shinden se muestra una frase de Takamatsu Sensei: “Kami Ori Tatara no Hoken Tamarite Toyo Ashi ara Rokuni Arabaru no Takamatsu Sensei Tamawari”. O “La espada, divina protección, se transmite de Takamatsu Sensei a Hatsumi para destruir el mal y crear la paz y la unidad”.

Los mitos siempre llevan símbolos y fácilmente podemos entender aquí que, simbólicamente, los dioses, dando Kusanagi al primer emperador procedían de hecho a “la transmisión de su poder” para la humanidad. A partir de ese momento, los seres humanos debían hacerse responsables de su propio destino. Ese fue el comienzo de nuestra civilización.

Cuando Takamatsu Sensei le dio las nueve escuelas a Hatsumi Sensei hizo lo mismo: transmite este poder a Hatsumi Sensei. Y podemos imaginar que esto es lo que está haciendo ahora Sensei, él nos está devolviendo nuestra libertad de acción. Y la razón de por qué está haciendo esto, una vez más, está escondida en el interior del kanji. El año del Ken, que es 劒年 (jiannen) también puede escribirse como 自案年 (ji-an-nen – año autodidacta) o el año en el que tenemos que pensar por nosotros mismos, es decir, ser amos de nuestro destino, decidir por nosotros mismos y ser responsables de nuestras acciones.

En todos estos años, Hatsumi Sensei ha creado un Dôjô para traernos a este nivel: éste es el Bujinden, el lugar (¿palacio?) Para la transmisión.

Gracias Sensei por su confianza. Espero sinceramente que muchos de nosotros aprovechemos esta oportunidad para convertirnos en un Bujin, un verdadero ser humano.

Por Arnaud Cousergue

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s