TOSHITSUGU TAKAMATSU (IV)

EL HEREDERO DE LA TRADICIÓN

En los años 50 (concretamente entre 1957 o 1958) Takamatsu tomó a un nuevo estudiante, llamado Hatsumi Yoshiaki, uno chico de unos 25 o 26 años (Takamatsu tenia por entonces 70 años). Hatsumi había estado estudiando Kobudô con un profesor llamado Ueno Takashi (curiosamente este nombre coincide con el nombre de un estudiante en el Dôjô de Mizuta Sensei en la época en que Takamatsu entrenó allí, más tarde este nombre se le relaciona como estudiante de Takamatsu, de ser así Hatsumi Sensei fue instruido en realidad por un alumno de Takamatsu y al completar su instrucción o cuando Takashi ya no podía enseñarle más le remitió a Takamatsu algo bastante común por otro lado en la tradición del Budô japonés). Hatsumi concluyó su entrenamiento en tan sólo 3 años. Le pagaba 300.000 yen por mes a su instructor para que le enseñara las autenticas artes Marciales. Ueno le dijo, cumplidos esos 3 años, que no había nada mas que él pudiera enseñarle y que fuera a Nara, donde encontraría enseñanza en artes marciales. Hatsumi tenía grados en las artes más comunes, como el Karate, Aikido, y un 4ºdan en Judo. Él había estado enseñando Judo en la base armada U.S. en Zama. Allí el joven Hatsumi descubrió que los marines americanos aprendían en pocos meses gracias a su constitución física, lo que a los japoneses les llevaba años. Entonces se percató de la inutilidad de las Artes Marciales tal y como las había entrenado hasta la fecha. Decía al respecto que “siempre habrá un toro nuevo, joven y con sangre y músculos frescos en el corral que te pueda vencer”. Eso le hizo platearse el Budô desde otra perspectiva. Le llevó 15 horas viajar desde Noda-Shi, donde vivía, a casa de Takamatsu en Nara. Hizo esto cada fin de semana durante 15 años. Hatsumi dijo que la primera vez que se encontró con Takamatsu le tuvo miedo y que era un maestro poderoso y amenazante. Las primeras palabras que Takamatsu dijo a Hatsumi fueron “Bienvenido” y “relájate”. Takamatsu frecuentemente llamaba a Hatsumi “Mushikera” (Insecto). Cuando entrenaba con Takamatsu, nunca calentaban. Incluso cuando usaban espadas reales, hacían lo mismo. En la lucha real nunca tendrás tiempo para calentar,  será de repente, y tu cuerpo estará frío, le decía. Takamatsu llamó a su Dôjô “Sakushin”.

Takamatsu tenía varios estudiantes. Algunos de sus nombres eran:

Akimoto Fumio

Hanaoka Nangaku

Ueno Takashi

Hatsumi (Yoshiaki) Masaaki

Takeuchi Kikakusai

Koba Koshiro

Noruyoshi Takeuchi

Tatsuta Yasuchiro

Sato Kinbei

Suzuki Kasumi

Masaji Kimura

El mayor de los estudiantes de Takamatsu y por lo tanto senior de los estudiantes era Akimoto Fumio. Takamatsu siempre elogiaba los conocimientos sobre la espada de Akimoto. Una vez en el río Tone, Hatsumi estaba con Akimoto cuando vio una alondra volar desde la tierra. En un flash, Akimoto había desenvainado su espada y había cortado el pájaro en dos. A pesar de ser el mayor, y de ser más habilidoso que Hatsumi, Akimoto fue sobrepasado por Hatsumi, cuando Takamatsu decidió que era hora de pasar las escuelas a la siguiente generación. Sin embargo Takamatsu había otorgado el Menkyo Kaiden y la siguiente generación (Sôke) de Gikan Ryû a Akimoto algunos años antes (Menkyo Kaiden fue otorgado también a Sato Kinbei en Hon Tai Takagi Yoshin Ryû, Kukishinden Ryû, y Gikan Ryû). Se dice que Hatsumi era el más capacitado para ser Sôke y que Akimoto era más hábil técnicamente por aquellas fechas. Por lo tanto Takamatsu concedió el titulo de Sôke de Gikan Ryû a su amigo y estudiante senior Akimoto como señal de respeto y aprobación y el titulo de Sôke de las restantes las recibiría en su momento Hatsumi. Desafortunadamente, Akimoto murió en 1962 de una enfermedad. Como resultado, Takamatsu decidió que el Gikan Ryû debería por lo tanto ser pasado a Hatsumi. Se dice que Akimoto podía esconder su intención Sakki tan bien que podía trepar detrás de un pájaro y cogerlo, antes de que la criatura supiera que estaba detrás de él, y pudiera escapar.

En Noda, hay un hombre que llegó a ser conocido como el “Hombre Arroz” (Fukumoto Yoshio) por los estudiantes extranjeros del Bujinkan. Estaba con Hatsumi, un compañero estudiante bajo Takamatsu, y al mismo tiempo, compañero de entrenamiento con Hatsumi. Cuando Takamatsu murió abandonó el entrenamiento por respeto a Hatsumi. Lo hizo para que los estudiantes del Ninjutsu se dirigieran directamente a Hatsumi, y no a él, quien en ese momento era un poco más habilidoso en las nueve escuelas. Esto es algo frecuente en la cultura japonesa, para dar a un nuevo maestro el control total. Un amigo de Takamatsu (de cuando era joven y luchaba en China) al conocer que el nombre de Takamatsu en China era Moko no Tora (el Tigre de Mongolia), dijo que en verdad era mas como un gato casero Yamato (Yamato es la región de Japón donde Nara se localiza). Takamatsu contestó que tenía la habilidad de cambiar de gato a tigre y de tigre a gato. Esto era porque había vivido una larga vida. También comentó que las mujeres disfrutaban acariciando gatos, y si él fuera un tigre nunca se le acercarían. Takamatsu nunca visitó la casa de Hatsumi. Sin embargo en una ocasión le envió un plano de su casa en Noda. Esto surgió de muchas conversaciones entre Hatsumi y Takamatsu, quien había obtenido la información de Hatsumi, sin él saberlo. Otra versión dice que el propio Takamatsu con sus habilidades especiales  fue capaz de visualizar la casa de Hatsumi.

A finales de los años 60, Takamatsu escribió varios artículos en periódicos (posiblemente en el “Japan Times”). En todos estos artículos hablaba de Ninjutsu, y de otros Budô / Bujutsu (artes marciales). En uno de esos artículos Takamatsu escribió que en las verdaderas artes marciales, cuando se luchaba, antes que nada debías estar preparado para matar a tu atacante o matar a la persona que estabas atacando. En respuesta a esto, un profesor de alto rango en el ranking del Karate Japonés se presentó en la televisión japonesa y dijo que lo que Takamatsu había escrito era equivocado, que esos días hacía tiempo que habían pasado y que no existían y que no se necesitaba que existieran nunca más en la presente era. También dijo que Takamatsu era un “viejo fósil” que ya tenía unos 80 años y un largo “pasado”. Takamatsu dijo en otra entrevista que no iba a dejarlo pasar y veía los comentarios del profesor de Karate como un desafío, que deseaba aceptar. Dio al profesor de karate tres días para retractarse públicamente de su comentario. Si no, Takamatsu intentaría luchar contra él, y matarle con sus manos atadas detrás de la espalda. Tres días más tarde el profesor de karate se retractó del comentario.

Takamatsu hizo algún comentario sobre el Judô. Dijo que la primera vez que lo vio estaba horrorizado. Esto era debido a que ellos doblaban sus espaldas cuando ejecutaban las técnicas. En otro de sus artículos habló de personas que controlaban sus respiraciones durante el entrenamiento en las artes marciales. Dijo que el método de respiración en el entrenamiento de las artes marciales era  bueno y malo. Una vez se encontró a un luchador chino, este podía canalizar el aire a todas las partes de su cuerpo. Cuando se encaró con Takamatsu, se golpeó con una barra de hierro el pecho para demostrar su fortaleza y mostrar a Takamatsu lo fuerte que era. Takamatsu al instante caminó hacia él, le golpeó en los testículos tirándole al suelo. Takamatsu estaba en cierta ocasión en una tienda cuando varios Yakuza entraron dentro y reclamaron dinero al dueño asustado. Takamatsu cogió a uno y le encerró en la tienda. Le dijo que fuera en busca de su jefe y que le dijera que “Jutaro” (nombre utilizado en su juventud) estaba en la ciudad. El jefe contestó diciendo que dejaran la tienda en paz. No se sabe si el jefe Yokuza era amigo de Takamatsu o si era un chico derrotado en la lucha por Takamatsu.

Takamatsu fue también consejero en la película “Shinobi no mono” realizada por Daiei. Realmente fue su alumno Masaaki Hatsumi quien fue llamado para asesorar y coreografiar las escenas de la serie de 8 films, pero él opto por llevar en varias ocasiones a Takamatsu Sensei al rodaje. Enseñó Bôjutsu a varios de los actores de la película. Se cree que Takamatsu estaba en Hiroshima en los años 40 y que abandonó esa zona justo antes de que la devastadora bomba atómica fuera lanzada sobre la ciudad.

Takamatsu solía decir que era un hombre paciente. En una ocasión un alumno, después de que Takamatsu muriera, dijo que cuando Hatsumi hacia mal las cosas, Takamatsu caminaba de un lado para otro impacientemente disgustado.

Cada vez que Hatsumi llegaba a casa de Takamatsu, siempre se encontraba con Akimoto Sensei. Solía ser Akimoto Sensei quien le abría la puerta y le decía: “bienvenido joven Sensei, tu Sensei te está esperando”. Entonces ellos iban a la habitación de la segunda planta de la casa, la cual era utilizada de Dôjô. Primero siempre se sentaban para hablar, y Takamatsu encendía un cigarrillo. Akimoto hablaba sin parar con Hatsumi, sin dejar a Takamatsu hablar. Entonces un día Takamatsu tiró una ceniza caliente de su cigarrillo en la mano de Akimoto, cortándole la conversación. Hatsumi  y Takamatsu empezaron a reírse y empezaron a charlar, hasta que Akimoto se recuperó y entonces empezó a hablar sin parar y toda la escena se repitió.

Un día Takamatsu llevó a Hatsumi al templo de Kashiwabara, donde algunas veces entrenaban juntos. Takamatsu llevó también una katana. Takamatsu dijo a Hatsumi que iba a cortarle, y él iba a coger el filo con sus manos desnudas (Shinken Shiradome). Takamatsu se colocó delante que Hatsumi en Daijodan y entonces le cortó. Hatsumi se movió y cogió el filo. La espada era vieja y todavía tenía un corte afilado. Era una noche fría y Hatsumi recuerda la katana silbando cuanto cortaba el aire, y que sus dedos estaban demasiado fríos y que no podía sentir el metal del filo. Hatsumi algunas veces iba a entrenar Yari. Takamatsu usaba una pequeña lanza afilada, y también ordenaba a Hatsumi que cogiera el filo.

Un día Hatsumi estaba sentado con Takamatsu en una habitación en la casa de Takamatsu. Takamatsu dijo a Hatsumi que cerrara los ojos y meditase. Mientras Hatsumi hacía lo que le habían dicho, Takamatsu abandonó la habitación. Hatsumi escuchó a Takamatsu Sensei dejar la habitación y bajar las escaleras. Sin embargo no escuchó a su profesor entrar de nuevo en la habitación, usando los métodos de movimiento silencioso de los ninjas (Shinobi-Iri). Takamatsu atacó a Hatsumi por detrás con una katana haciendo el Jumonji Kiri (un corte vertical y otro horizontal). Hatsumi dice que de hecho cuando él se arrodilló en la habitación, sintió algo raro y se movió hacia un lado, sin ninguna razón,  después sitió la necesidad de rodar hacía delante. Takamatsu dijo al muy sorprendido Hatsumi que tenía el “Sentimiento” y le dio la espada que antes había usado. Después de esto Takamatsu concedió a Hatsumi el Memkyo Kaiden y lo licenció en las nueve escuelas. El sentimiento que Hatsumi había desarrollado es conocido como “Sakki” y es parte del entrenamiento de Togakure Ryû Ninpô. Takamatsu dijo a sus estudiantes “Decidí dejar todo en las manos de Hatsumi. Pienso que el es la persona más adecuada en las artes marciales. Ahora puedo pagar a Toda Sensei, Ishitani Sensei, y Mizuta Sensei por su amabilidad. Intento continuar mis estudios en los secretos de la naturaleza”.

Hatsumi Yoshiaki / Masaaki era ahora Sôke. Algunos años después de esto cuando entrenaba con Takamatsu, Hatsumi le vio tropezar y caer sobre una rodilla. Entonces fue cuando Hatsumi dijo que pensaba que la vida de Takamatsu había llegado a su final.

Takamatsu envió una vez a Hatsumiun poema. Dice esto…

Hace tiempo estaba acompañado de un guerrero de la tradición Koppojutsu.

Era valiente y tan intenso como una llama.

Incluso en combate contra animales peligrosos.

Tengo un corazón que es como flores silvestres del prado.

E incluso tan recto y verdadero como el bambú.

Ni diez mil enemigos pueden darme miedo.

¿Quién hay en el mundo que pueda mantener viva esta voluntad (fuerza) del corazón de los guerreros

Allí donde estas?

Tú me fuiste enviado por los dioses guerreros (Bijun).

He estado esperando por ti a través de los años.

Un año antes de su muerte, Takamatsu dijo a Hatsumi que le había enseñado todo lo que él sabía. Hatsumi convocó a varios estudiantes para un entrenamiento y para que entrenaran con Takamatsu. Hatsumi dirigió el entrenamiento hasta que Takamatsu entró en el Dôjô. Justo antes de que llegara, Hatsumi les dijo que se pusieran de rodillas en seiza, en frente o hacia el Dôjô Kamiza (el templo del Dôjô). La entrada al Dôjô estaba justo detrás de ellos, y cuando Takamatsu Sensei entró en la habitación, Ishizuka Tetsuja, uno de los estudiantes de Hatsumi (ahora Shihan en el Bujinkan Dôjô de Japón), dijo que un helado escalofrío le recorrió el cuerpo y se sintió atemorizado. De mayor solía acostarse a las 9 de la noche para levantarse hacia las 6.30h. Se iba a la cama con su gato Jiro, un regalo de Ichiro Kode, que le fue entregado a través de Masaaki Hatsumi, su alumno. Al levantarse realizaba un ritual denominado “Reisui Masatsu” consistente en frotarse el cuerpo con una toalla empapada en agua fría por todo el cuerpo. Dicho ritual lo realizó desde 1926 hasta su fallecimiento. Dicen que eso fue lo que le facilitó no tener jamás enfermedad alguna, aunque el mismo bromeaba respecto a ello diciendo “es simple suerte”. Caminaba cada día al menos una hora o aproximadamente 13km, generalmente acompañado de sus perros. Solía pintar puesto que dicha actividad le relajaba. Solía comentar en sus últimos días que el tiempo se le pasaba volando y meditaba sobre los muchos errores que había cometido en su vida.

Takamatsu Sensei murió el 2 de Abril de 1972, a los 85 años, en su casa delante de la urna de Kashihara en la ciudad de Kashikara, en la prefectura de Nara. Su nombre póstumo es Junshokakuju Zenjomon. Cesó su entrenamiento / enseñanza activa a la edad de 80, pero continuó inspeccionando el entrenamiento personal de Hatsumi Cuando murió, Hatsumi realizó un ritual japonés donde el agua se coloca en la boca del difunto. Esto es generalmente realizado por el hijo mayor, como Takamatsu no tenía hijos, se le permitió a Hatsumi Sensei realizar este ritual. Fue enterrado en el cementerio de Kumedera en Nara. Hatsumi Masaaki fue el único de sus estudiantes que atendió a su funeral. Takamatsu había sido miembro de la Shobu Bureau, presidente formal de la Nippon Minkoku Seinen Botoku-kai (Asociación de las artes marciales para los jóvenes japoneses), fue reconocido nacionalmente como maestro de Jujutsu y Bôjutsu y tenía el rango “ dan Hanshi” en  “Kukishin Ryû”.

De las nueve escuelas, era conocido en Japón sólo por Kukishinden Ryû, y su conocimiento del Jutaijustsu y Bôjutsu. Se dice que cuando murió sus vecinos estaban en estado de shock al leer su esquela y descubrir que era un Gran Maestro de tradiciones guerreras del pasado, entre ellas de la más antigua escuela de Ninjutsu, el Togakure Ryû.

Los cerezos invitan a la buena fortuna.

Con sonrientes florecimientos.

A través de las enteras estaciones frías y calientes.

Takamatsu Sensei enseñó algo llamado Yojo Shiketsu que era utilizado para preservar la salud. Posiblemente estaba relacionado con la forma de medicina tradicional llamada Amatsu Tatara. Su nombre póstumo fue Junshokakuju Zenjomon

El corazón nos sostiene en las subidas y las bajadas.

 

Anuncios

Un pensamiento en “TOSHITSUGU TAKAMATSU (IV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s