VERGÜENZA AJENA

Eso fue lo que sentí cuando me comentaron el caso de una “persona” que en diciembre de 2010 asistía a un seminario en chándal, en marzo de este año, tres meses tan sólo después, asistía a otro curso ya con su nuevo y flamante kimono y llevando un bonito y nuevo cinturón verde de grado kyu y que hoy a 4 de agosto de 2011, unos cinco meses después, se publicita oficialmente como Shidôshi Ho 3º Dan. No quería volver al tema de uno de mis recientes textos “en un mercado persa”, pero es que las cosas son así y no podemos mirar hacia otro lado. Siento autentico temor por aquellos incautos que caigan en sus manos y crean que pueden recibir de esa “persona” una formación medianamente de calidad. Sentiría que un día descubrieran su error en unas circunstancias desfavorables en plena agresión luchando por sus vidas. Pero lo que mas me indigna no es la situación de esta “persona”, en ultima instancia siento lastima por él, pues cree que ese grado le confiere el don del conocimiento que los auténticos instructores han fraguado con sudor y a veces lagrimas o sangre durante años y años de entrenamiento, penalidades y sacrificios interrumpidos. Lo que realmente más me molesta es la falta de seriedad, de ética y de respeto por el Sôke del instructor que ha otorgado esas certificaciones. No comparto pero entiendo las criticas que se vierten en ciertos foros sobre la falta de orden y de lógica en, no todas ni mucho menos, pero si algunas y muy sonadas promociones de grado. La verdad es que los argumentos para defender este tipo de acciones no existen, ya se acabaron hace tiempo y sólo resta sentir una gran impotencia por como están ocurriendo estas cosas, cada vez con mayor frecuencia. Es posible que algunos culpen al Sôke de todo esto, pero ojo, no señores no, somos nosotros, como sus alumnos, como instructores certificados por él, quienes tenemos la responsabilidad ética y moral de velar por las enseñanzas y legado de nuestro Sensei y por su buen nombre y el nombre de nuestro arte, Bujinkan Budô. Sobre nosotros recae la responsabilidad, porque el Sôke nos la ha dado de buena fe, confiando en nuestro buen criterio, esperando de nosotros que hagamos las cosas de la forma correcta y así le pagan algunos… Las culpas son para quien enturbia con oscuros manejos que tienen mas que ver con parcelas de poder y con movimientos políticos o económicos, con grupos y camarillas, el valor real de los grados otorgados correctamente por la mayoría de los instructores. Ante esta situación podemos callar y seguir entrenando, opción respetable pero no creo que sea la mas adecuada, no creo que las cosas se arreglen mirando a otro lado. Podemos “gritar al viento” o “predicar en el desierto” como algunos opinan que es lo que yo mismo estoy haciendo ahora, pero prefiero decir las cosas directas y claras porque de tanto callar tengo la impresión de que alguno cree que la gente es tonta y además…. Porque si lo no dijo bien claro reviento.

Anuncios

Un pensamiento en “VERGÜENZA AJENA

  1. Esto es debido, entre otras cosas, a la crisis….que afecta a aquellos que viven de la Bujinkan y solo ven en una persona un negocio….o la posibilidad de ganar un dinero. La etica y lo demas a lo que haces referencia querido compañero, lo desconocen, pero como dice un amigo mio, “dios pone a cada uno en su sitio, o carallo e que e moi lento” “el carajo es que es muy lento”, pues eso nos guste o no, es y sera asi, mientras existan “mercenarios” que por unos euros son capaces de todo. Un saludo.
    Jose A. Camino.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s