CRÓNICA CURSO BRIN MORGAN OVIEDO 2010

Bueno, es hora de sentarme ante el teclado del ordenador y escribir la crónica del curso que el pasado fin de semana impartió en Oviedo Brin Morgan. Como todo el mundo sabe por la publicidad del evento el curso trató sobre los 5 elementos. Sin embargo aunque muchos pensaron que se trataba de un curso “mas” sobre este tema, uno de los pilares del trabajo en Bujinkan Budô de Brin Morgan, se equivocaron. El seminario afrontó el reto de evolucionar en este complejo y esencial tema dando paso a un entrenamiento intensivo y dinámico mediante un trabajo donde se combinaban los elementos por parejas y se aplicaban al Taijutsu y al Budô Taijutsu de forma alternada y continuada. Casi no había tiempo para hacer un descanso porque el frenético ritmo de trabajo no quería ser interrumpido ni por los participantes en el curso ni por Brin Morgan. Se trabajó a través del Hanbôjutsu, el Daisho Sabaki (Iaijutsu), el Kenjutsu, el Tantôjutsu y el Taijutsu. Se combinaron elementos como viento y agua, agua y fuego, tierra y viento, llevando a los participantes a un terreno cada vez más sutil y evolucionado de entender la lucha o el conflicto y sus implicaciones. Fue agotador para muchos tanto física como psicológicamente trabajar cambiando de elemento en elemento pero los resultados fueron bien visibles para todos los asistentes. Sin duda cuando muchos se plantean la utilidad de los principios de los 5 elementos o cuando incluso algunos los ponen en duda o comentan que son un “invento” de alguna clase, la verdad resplandece gracias al trabajo impecable, intenso y prolífico de Brin Morgan.

Como siempre en estas crónicas es momento de agradecer el apoyo prestado por la gente a este curso donde algo mas de medio centenar de participantes han sudado, reído, aprendido y disfrutado todos juntos una vez mas en armonía. Gracias a Isidoro y a su grupo que nos apoyaron a Brin y a mí en este evento, siempre están ahí, presentes como lo estamos nosotros todos los años en Bujedo, un placer compartir con ellos estos días. Un recuero especial para el uke mas machacado y vapuleado del curso, mi buen amigo Abel Colomo, él hace bueno el tema de este año pues no dejo de reír y a veces a carcajadas aun cuando Brin ponía a prueba su capacidad de adaptación, tolerancia al dolor y supervivencia como uke, fantástico Abel. A mi amigo del alma Faustino Quivira y sus incondicionales alumnos de Fuenlabrada, que les puedo decir salvo, gracias por acudir como cada año con esa alegría y complicidad que hacen de cada encuentro un momento único. Miguelón, Daniel, David, Paul, Josito, y compañía, sois un grupo formidable. También agradecer al Tora Dôjô con su instructor Javier Domínguez su presencia y su apoyo al curso, la verdad es que siempre es un placer contar con su asistencia, en especial gracias muy sinceras para Alvar por el trabajo como fotógrafo oficial del curso, repartió con generosidad su tiempo entre el entrenamiento y el trabajo fotográfico. Agradecer a Emilio  y Xoxe junto a sus alumnos del Kakure Dôjô su presencia una vez más (la primera para Xoxe), es siempre estupendo compartir momentos con vosotros, espero verte pronto por Oviedo Xoxe. Gracias a todos en general por asistir al evento y con vuestra presencia hacerlo posible.

Por último he de dar las gracias los alumnos de mi Dôjô por su trabajo y esfuerzo por hacer posible un seminario sin incidentes donde se esforzaron por lograr un entorno cómodo, privado y confortable para todos nosotros. Especialmente tengo que mencionar a mi alumno Benjamin por su trabajo de traducción casi interrumpida durante 4 días y el trabajo de Iván en la logística y desplazamientos. A los demás, a todos sin excepción, muchas gracias por vuestro apoyo y por estar día tras día entrenando y confiando en mi trabajo como instructor. Mencionar a Diego Navea, antiguo alumno mio, actualmente en Granada, perteneciente al Dôjô de esa ciudad y a Diego Moreno que se desplazó desde Cádiz para volver a compartir entrenamientos con todos nosotros, a los dos gracias por considerarnos vuestro segundo hogar marcial.

Finalmente mis palabras son para Brin Morgan, son palabras de agradecimiento por las enseñanzas recibidas tanto en el seminario como a nivel personal, por las muchas, muchas horas de conversación (Kuden) y por considerarnos a mi Dôjô y a mi como sus amigos, como parte de su familia marcial. Gracias por tu amistad y por tus enseñanzas. Un recuerdo especial para Natascha que no pudo asistir al curso como todos sabéis por temas familiares pero que ha estado presente en la mente y el corazón de todos nosotros. Sólo me resta invitaros al curso del año que viene, espero que ese será un seminario tan excepcional como lo ha sido  este que ha concluido.

Anuncios

Un pensamiento en “CRÓNICA CURSO BRIN MORGAN OVIEDO 2010

  1. Estimado Elías,
    Me hace muy feliz saber que todo fue estupendamente en el curso. Créeme y lo sabes que me hubiera encantado estar presente para compartir una vez más las enseñanzas de uno de mis apreciados maestros, Brin Morgan y por supuesto tu compañía.
    Como sabes estuve estos mismos días en México impartiendo un seminario allá en el que intenté plasmar algunas de las muchas y valiosísimas enseñanzas que de él he aprendido – y por supuesto de nuestro amado Sôke Hatsumi Sensei- a lo largo de todos estos años.
    Un fuerte abrazo y hablamos pronto,
    Dani Esteban -Kôryu-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s