MENOS ES MÁS

Menos es más. A veces, esta enigmática frase es la clave para comprender el Taijutsu y el Ninpô. Más es menos. Hay que comprender este concepto. El arte de la Bujinkan está lejos de ser obvio. Debe ser así. Así es como se ha transmitido a través de los tiempos. Una forma de supervivencia es mantenerse oculto y aislado. En Ninpô esto requiere que aquellos que lo estudian atraviesen las primeras puertas para conseguir la comprensión. Es por esto que el Sôke Hatsumi dice que no tendría importancia que alguien robase los pergaminos del Densho que contiene la información del Ryû. Según sus propias palabras él es el único capaz de leerlos. Los secretos del Ninpô no se entregan/dan por vencidos fácilmente. En los antiguos días de la guerra, los que no entendían simplemente morían. Aquellos que entendían vivían. Aquellos con un compromiso poco profundo con el arte no verían más allá de su superficie, y no verían los secretos que este arte ha estado guardando durante mil años.

Menos es más. Si tienes problemas al hacer una técnica, lo primero que deberías hacer es intentarlo de nuevo, pero haz lo contrario de lo que la mayoría de la gente hace. Esta vez inténtalo con menos fuerza, menos movimiento, menos velocidad y tensión. Todo esto son barreras, y una vez que las elimines puedes llegar al verdadero poder. De este modo puedes encontrar el éxito. Otra cosa difícil de entender del Taijutsu es que es difícil comprender, al principio, cuándo lo estás haciendo correctamente. Cuando lo haces bien parece demasiado fácil, y crees que deberías hacer más. Pero más es menos. Veo a muchos alumnos novatos consiguiendo hacer bien una técnica tras 15 minutos de intentos, y entonces me miran con expresión confusa y dicen: “¿Es eso? ¡Pero si no he hecho nada esta vez!”.  Este arte marcial se hace con facilidad/comodidad, con energía natural a través del movimiento. Una vez que atraviesas las primeras puertas del entendimiento cobra sentido.

Todo el mundo se introduce en este arte, y otras disciplinas (como otras formas de Budo, yoga, zen, religiones, etc.) para mejorarse a sí mismos, para ser más de lo que eran antes. Incluso aquí, más es menos. Imaginadlo de esta forma: sois un bloque de mármol, y trabajáis duro, picando la piedra para revelar el arte del interior. Os agotáis cincelando, eliminando lo superfluo, quedándoos sólo con lo que necesitáis. En el suelo veis los restos de lo que una vez fue parte de vosotros; ego, egoísmo, crudeza, orgullo. No es fácil. Durante vuestro proceso de modelado, puede no gustaros lo que veis. Simplemente continuad. Así, cuando os convirtáis en menos de lo que erais antes, de hecho os habéis convertido en más. En esta paradoja está la clave. Este cincelado es un proceso largo y dificultoso, al que sólo se llega mediante el entrenamiento riguroso. Sentarse y pensar sobre ello no es nuestro camino. Habéis escogido el Ninpô como vuestro camino de crecimiento personal, y es importante darle todo vuestro esfuerzo. La recompensa vale la pena.

La vida moderna está llena de desorden. Hay muchas cosas reclamando vuestra atención. La mayoría son distracciones inútiles. Nuestro objetivo en la vida es llenarla con el mayor número que nos sea posible. Aún así poca gente es feliz en estos tiempos. No os engañéis pensando que necesitáis poseer muchas cosas para sentiros satisfechos.  Intentad ver qué es importante para vosotros, y eliminad lo que no sea necesario. Creo que hallaréis que la sencillez es la felicidad.

Ken Harding

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s