MUSHIN

A medida que progresáis en el entrenamiento, empezáis a experimentar verdaderamente la eficacia del Ninpô Taijutsu. Mientras progresáis a través de las posiciones y movimientos, comprendiendo el significado del “sentimiento del arte”, y comenzáis a usar el Kihon Happo de forma progresivamente realista, empezáis a tener una idea de lo peligrosas que son las técnicas cuando se hacen en serio. Pero espero que os deis cuenta de la diferencia entre entrenamiento y combate propiamente dicho. Sólo porque sois capaces de hacer una técnica en un ambiente seguro, con un compañero de entrenamiento que coopera con vosotros, eso no significa automáticamente que podáis hacer lo mismo en la calle contra alguien que intente haceros daño.

Existen muchos obstáculos para llegar a alcanzar el grado óptimo en este tipo de maestría, y vencerlos lleva un tiempo de entrenamiento. Continuamente me preguntan: “¿Cuánto tiempo va a pasar antes de que pueda utilizar las artes marciales para la defensa personal?” La respuesta es compleja y depende de muchas variables distintas: la duración del entrenamiento, las horas de clase, las horas practica y acondicionamiento en casa, la habilidad natural, tu habilidad para relajarte, la inteligencia, pureza de corazón, la intensidad de tu espíritu y entrenamiento, y cosas así. Pero la habilidad más escurridiza que podemos entrenar o la que podemos enfrentarnos, no tiene nada que ver con la lucha. Tiene que ver con el dominio de la propia mente.

Se han escrito muchos libros al respecto, pero los mejores los han escrito maestros japoneses, de Budô y zen, especialmente aquellos escritos durante el período en que las artes marciales eran utilizadas en la guerra. Omitiré la filosofía oscura y lo diré de manera simple y directa. Si piensas en evitar el puñetazo de un atacante, tu mente estará atraída por el pensamiento de evitar el puñetazo de un atacante, y serás golpeado. Si piensas en golpear a un oponente, tu mente estará ocupada con el pensamiento de golpear al oponente, y perderás. Si pones tu mente en la agresión, tu mente estará poseída por el pensamiento de la agresión y perderás. Si piensas en no asustarte, ese pensamiento distraerá tu mente y causarás tu muerte. Si tratas de no pensar en nada en absoluto, tu mente estará ocupada con ese pensamiento también. Pero si pones tu mente en ninguna parte, tu mente podrá estar en cualquier parte, y no estarás abrumado/vencido.

Las formas de entrenamiento que apoyan esta habilidad son Mutô Dori (Técnica sin espada, técnicas para desarmar al adversario de su arma de filo), en la que te enfrentas a un oponente armado con una espada sólo con tus manos, y la otra forma de entrenamiento es Shinken Gata (Formas del espíritu de la espada, sensación real de lucha o combate), nuestra forma de combate real. No empecéis este tipo de entrenamiento hasta el cinturón negro. Hasta entonces, debéis fijar vuestra atención completamente en el cuerpo para aprender correctamente el taijutsu y las técnicas. Pero os animo a que experimentéis con la clase de entrenamiento en el que practiquéis reaccionar sin pensar, y aprender meditación para limpiar vuestra mente. Un viejo poema dice: “Pensar, No pensaré”. Esto también es un pensamiento. Simplemente no pienses, no pienses en absoluto”.

Ken Harding

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s